0
Publicado el 5 Abril, 2021 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Elecciones en Perú: entre propuesta progresista y autoritarismo

El tema, que es la principal preocupación de los analistas y genera el riesgo de que continúe la inestabilidad política del período constitucional que termina -en el que hubo cuatro presidentes-, fue abordado en distintos espacios por Verónika Mendoza, Keiko Fujimori y Hernando de Soto
Compartir
Keiko Fujimori , izquierda arriba; Hernando de Soto. derecha abajo, y Verónika Mendoza, derecha

Keiko Fujimori , izquierda arriba; Hernando de Soto. derecha abajo, y Verónika Mendoza, derecha / Montaje de fotos en Prensa Latina

Lima, 5 abr (Prensa Latina) Tres de los candidatos presidenciales peruanos proyectan diversas opciones para poder gobernar, de ser elegidos, ante la certeza de que la fragmentación política determina que ninguno podrá tener mayoría parlamentaria propia.

El tema, que es la principal preocupación de los analistas y genera el riesgo de que continúe la inestabilidad política del período constitucional que termina -en el que hubo cuatro presidentes-, fue abordado en distintos espacios por Verónika Mendoza, Keiko Fujimori y Hernando de Soto.

La progresista Mendoza, del bloque de izquierda Juntos por el Perú, señaló reiteradamente que quien gane la presidencia no podrá solucionar solo la grave crisis sanitaria, económica, política y social que afronta Perú, ante lo cual dijo que, en su caso, convocará a una coalición democrática.

Tal frente abarcaría a ‘todos los peruanos democráticos y honestos’, más allá de los muros del Parlamento, y a todas las fuerzas políticas y sociales, en torno a una agenda de emergencia.

Esa agenda, explicó, prevé la vacunación universal, gratuita y ordenada contra la Covid-19, la provisión de oxígeno para los contagiados graves, hoy escaso, y la reactivación económica con generación de empleo y contenido social.

Por su parte, la neoliberal Fujimori dijo que convocará a las fuerzas políticas a una coalición que incluirá solo a los que defienden la llama economía social de mercado y la constitución neoliberal aprobada bajo el gobierno (1990-2000) de mano dura de su padre, el expresidente Alberto Fujimori.

A quien no le interesa buscar la gobernabilidad mediante la concertación es Hernando de Soto, calificado por expertos como neoliberal y pronorteamericano, quien con su habitual autosuficiencia declaró que podrá aplicar las reformas (neoliberales) que pretende, sin entenderse con otras fuerzas.

Candidato de un ‘vientre de alquiler’ (un pequeño partido con registro oficial), De Soto afirmó que no cree necesario someter sus medidas al Parlamento, sino gobernar por decreto.

‘El 98% de las normas del país las hace el Ejecutivo. Yo puedo hacer todas las reformas inmediatas sin la necesidad de una conciliación en el Congreso’, sostuvo, señalando que no tendrá tiempo para tratar con las bancadas legislativas.

Mendoza, Fujimori y De Soto integran un sexteto de candidatos que protagonizan un múltiple empate técnico y tienen posibilidad de ocupar los dos primeros lugares y ganar así el derecho a disputar la presidencia en una segunda vuelta, el próximo 6 de junio.

Los otros tres postulantes, el populista Yonhy Lescano, el neoliberal y exfutbolista George Forsyth, y el derechista extremo Rafael López Aliaga, no se han pronunciado sobre el grave problema.

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina