1
Publicado el 13 Julio, 2021 por Prensa Latina en Mundo
 
 

EE.UU. es responsable de consecuencias por incitación a violencia, denuncia Cuba

Al denunciar en conferencia de prensa la campaña impulsada desde territorio estadounidense a través de las redes sociales para promover disturbios en esta nación, advirtió que esa conducta irresponsable podría traer implicaciones negativas para el área, e incluso dañar el interés nacional de EEUU
Compartir
Canciller Bruno Rodríguez en conferencia de prensa

Foto en Prensa Latina

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, responsabilizó hoy a Estados Unidos de las consecuencias de la incitación a la violencia que se realiza desde ese país contra esta isla antillana.

Al denunciar en conferencia de prensa la campaña impulsada desde territorio estadounidense a través de las redes sociales para promover disturbios en esta nación, advirtió que esa conducta irresponsable podría traer implicaciones negativas para el área, e incluso dañar el interés nacional de la potencia norteña.

Apuntó que esa estrategia incluye llamados a realizar acciones violentas, a la agresión a las autoridades, el magnicidio, y promueve el flujo migratorio irregular entre ambos países.

Esos actos se impulsan desde cuentas de grupos y compañías radicadas en Estados Unidos, bajo la soberanía de ese país, financiadas con fondos gubernamentales, señaló.

En ese sentido, denunció la campaña SOS Cuba impulsada en las redes sociales por una empresa estadounidense radicada en la Florida que recibió recientemente una certificación que la autoriza a recibir fondos estaduales y le otorga validez jurídica para actuar en ese estado norteamericano.

Advirtió, asimismo, que la campaña pide una intervención humanitaria en Cuba, lo cual es pedir una intervención militar estadounidense y esto va contra las leyes de Cuba.

Acuso al gobierno republicano de la Florida de financiar esos procesos, apuntó el máximo representante de la diplomacia cubana.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, reveló  la amplificación artificial de la etiqueta #SOSCuba con sistemas de alta tecnología y trolls, como parte de una operación comunicacional contra la isla.

El canciller denunció la creación de perfiles falsos capaces de enviar miles de réplicas en menos de un minuto de ese hashtag, asociado a la solicitud de una supuesta intervención humanitaria en el país.

Según ilustró, una sola cuenta localizada en el exterior puso más de mil mensajes en Twitter, tanto el 10 de julio como el día siguiente, a razón de cinco retuits en un segundo.

El jefe de la diplomacia cubana también refirió que en el contexto de la guerra informativa contra la isla, se organizó el acoso a los llamados influencers, y también sufrieron presión artistas y periodistas reconocidos en distintas latitudes.

Detalló que decenas de usuarios fueron convocados a hacer modificaciones en sus dispositivos para cambiar la ubicación espacial desde donde actuaban, para que pareciera que lo hacían desde Cuba y así engañar a la opinión pública.

Disponemos evidencias de todo lo anterior, remarcó el titular, y exhortó a las distintas plataformas de Internet a actuar en consecuencia con sus propias políticas y términos.

Respecto a esto último, Rodríguez hizo referencia a las denuncias de varios usuarios en Twitter sobre cuentas falsas, frente a lo cual el espacio de microblogueo no actuó, puntualizó.

En esta jornada, el canciller aseguró que mediante el uso de sistemas informatizados así como instrumentos poderosos, Estados Unidos buscó generar desorden e inestabilidad para fracturar el orden constitucional, el consenso social y la armonía del territorio insular.

De acuerdo con las autoridades cubanas, la nación está bajo los efectos de una guerra no convencional, recrudecida en las últimas semanas, que incluye el uso de las redes sociales para promover acciones de desestabilización como las ocurridas el pasado 11 de julio en varias ciudades de la isla.

Frente a esos disturbios, el pueblo salió a las calles en defensa de la Revolución.

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina