0
Publicado el 3 Agosto, 2021 por Redacción Digital en Mundo
 
 

El pueblo va a decidir si me quedo o me voy, reta López Obrador a oposición (+videos)

Compartir
El reto de López Obrador a la oposición mexicana ante la consulta de revocación de mandato

El reto de López Obrador a la oposición mexicana ante la consulta de revocación de mandato/ Captura del video

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, consideró este martes que los opositores tienen una “oportunidad” de quitarlo del cargo durante la consulta para revocación de mandato que se realizará en 2022.

“Ahora viene otro desafío. Que se vuelvan a agrupar para que llamen al pueblo para que voten para que yo me vaya, es la revocación de mandato. Esto es la democracia, no hace falta la violencia, no, de manera pacífica, por la vía democrática. El pueblo va a decidir si me quedo o me voy. Para finales de marzo, ahí tienen otra oportunidad”, dijo el mandatario.

Durante su conferencia matutina, López Obrador lanzó el reto al bloque opositor, que ha tildado a la consulta para enjuiciar a expresidentes como un “fracaso”, luego de que se registrara la participación de 7 % del padrón electoral (unos 6,6 millones de votos). Para que esos resultados fuesen vinculantes, se requería el sufragio de al menos 40 % de los electores, equivalente a 37 millones de personas.

Pese a la crítica postura de los opositores, López Obrador ha defendido el ejercicio electoral celebrado el domingo. “Mi respuesta fue la democracia nunca fracasa. Así hay que verlo y seguir adelante hasta establecer una auténtica democracia y dejar consolidado el hábito democrático”, sostuvo este martes.

Y añadió: “No es fácil. Ahora dicen votaron muy pocos, ¿pero cuántos votaban antes? Nadie votaba. Se rayaban las boletas y levantaban las actas. No había ni siquiera oposición. Estamos dando los primeros pasos en el terreno de la democracia. No es el caso de otros países. En eso tenemos atrasos”.

López Obrador y varios de sus simpatizantes han acusado a las autoridades electorales de haber “minimizado” la consulta popular para beneficiar al bloque opositor, lo cual, en opinión del mandatario, habría desalentado la participación ciudadana.

No obstante, el presidente mexicano estima que ese escenario de baja participación no se repetirá con la consulta de revocación de mandato, programada para marzo de 2022, donde la oposición tiene la opción de hacer lo todo lo posible por relevarlo del cargo.

“Aún con todos los obstáculos, se dio un paso adelante: una consulta constitucional. Ya hay precedente y lo repito: viene la revocación de mandato en marzo, va a ser interesantísimo, no nos vamos a aburrir”, zanjó.

La consulta del domingo

El ejercicio de consulta popular en las urnas que se realizó el pasado domingo fue propuesto por López Obrador el año pasado, con el objetivo de que los mexicanos decidieran si querían que los expresidentes fueran investigados y, eventualmente, enjuiciados.

El proceso fue avalado por la Corte de Justicia, pero, en lugar de hacerse una pregunta sencilla, se redactó una larga frase, algo confusa, a la que algunos le atribuyen los problemas que generó la consulta y que derivaron en la baja participación.

La pregunta fue: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”. La respuesta a esto era con un ‘sí’ o un ‘no’.

De acuerdo con la información del Instituto Nacional Electoral (INE), de los 6.663.208 ciudadanos que participaron, el 97.72 % votó por el ‘sí’ (6.511.385) y el  1.54 % eligió el ‘no’ (102.945); además, hubo 48.878 votos nulos (0,73 %).

López Obrador consideró que esta consulta popular tuvo un nivel de participación más alto que otras anteriores. Como ejemplo, recordó la realizada en 1999, cuando más de dos millones de ciudadanos se pronunciaron en contra del fraudulento rescate bancario conocido como Fobaproa; o la hecha en 2018, para cambiar la sede del nuevo aeropuerto internacional, en la que participaron poco más de un millón de personas.

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital