0
Publicado el 12 Octubre, 2021 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Tras declaraciones injerencistas de UE

Venezuela en alerta sobre posibles conspiraciones tras elecciones

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, afirmó la semana anterior que la misión de observación electoral, designada por el bloque comunitario de cara a los venideros comicios, tendría como objetivo acompañar a la oposición venezolana y su informe final legitimará o deslegitimará el evento
Compartir
Venezuela: Poder electoral, CNE, elecciones.

(Foto ilustrativa prensa-latina.cu)

Por Wiliam Urquijo Pascual

Caracas, 12 oct (Prensa Latina) Las recientes declaraciones injerencistas del alto representante para Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) elevan hoy las sospechas sobre posibles conspiraciones tras las elecciones de noviembre en Venezuela, afirmó una fuente especializada.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, afirmó la semana anterior que la misión de observación electoral, designada por el bloque comunitario de cara a los venideros comicios, tendría como objetivo acompañar a la oposición venezolana y su informe final ‘legitimará o deslegitimará’ el evento democrático.

Misión Verdad

De acuerdo con un artículo del grupo de investigación y análisis Misión Verdad, el diplomático parece no atender a los tiempos políticos, en concordancia con los comentarios emitidos sobre la parcialidad de la delegación observadora y el pretendido arbitraje con aires coloniales.

Teniendo en cuenta que la anunciada misión de observación electoral de la UE forma parte de los acuerdos entre el Gobierno bolivariano y la oposición, es importante que los hechos y decires en torno a la situación venezolana sean lo menos perturbadores posibles, subrayó la fuente.

Misión Verdad cuestionó además sobre la posibilidad de que el informe poselectoral del bloque comunitario intente emular el rol de la Organización de Estados Americanos en Bolivia en 2019, cuando un informe fraudulento abrió la grieta para el escenario golpista contra Evo Morales.

Tanto el Gobierno venezolano como el Consejo Nacional Electoral (CNE) exigieron rectificaciones al alto funcionario europeo, ante las pretensiones de utilizar a la delegación de observadores en beneficio de una parcialidad política.

En un comunicado emitido por la Cancillería, el Ejecutivo bolivariano ratificó que no aceptará injerencia alguna en el proceso electoral de noviembre próximo, cuya legitimidad y legalidad ‘no depende, ni dependerá, de ningún actor extranjero, sino estrictamente en la soberanía popular’, subrayó.

Declaraciones de Josep Borrell violentan espíritu de acuerdo

A su vez, el presidente del CNE, Pedro Calzadilla, aseveró que las declaraciones de Josep Borrell violentaron la soberanía e independencia de Venezuela y el espíritu del acuerdo firmado entre las partes para acompañar el desarrollo de los venideros comicios.

En declaraciones ofrecidas el domingo durante el simulacro electoral, precisó que ningún país autorizaría la presencia de una misión internacional, cuya autoridad expresa que vienen a apoyar una parcialidad política o que la legitimidad del proceso depende de los resultados del informe emitido por ese ente.

Al respecto, el titular del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (Ceela), Nicanor Moscoso, estimó que las declaraciones del representante europeo encerraban un matiz político, a diferencia de los objetivos de una observación técnica.

En comentarios ofrecidos a Unión Radio, el presidente del Ceela opinó que Borrell cometió un error al manifestar que la UE venía a Venezuela a apoyar a la oposición y que dependería del informe de la misión, legitimar o no el resultado de las elecciones del 21 de noviembre.

Ante este escenario, un portavoz del bloque comunitario señaló la víspera que los observadores europeos invitados por el máximo órgano comicial del país sudamericano respetarán íntegramente los principios de imparcialidad, objetividad e independencia.

Vocero de la UE asegura no buscan interferir

De acuerdo con reportes de prensa, el vocero Peter Stano aseguró que ‘de ninguna manera’ la UE busca interferir en el proceso electoral venezolano, porque ‘la no interferencia en las elecciones está en el centro de la misión y está incluido en el acuerdo administrativo con el CNE’, indicó.

En 2020 la UE descartó el envío de observadores a los comicios legislativos del 6 de diciembre, al cuestionar las condiciones y garantías existentes, además de imponer una serie de restricciones, en una postura injerencista rechazada de plano por el Estado venezolano.

Venezuela acudirá a las urnas el 21 de noviembre para elegir a los 23 gobernadores y 335 alcaldes del país, además de los integrantes de los consejos legislativos regionales y municipales.

La renovación del CNE y la convocatoria a las denominadas megaelecciones constituyó un resultado directo de los acuerdos de la mesa de diálogo nacional, instalada en 2019 entre el Gobierno bolivariano y varios partidos de oposición.

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina