1
Publicado el 18 Noviembre, 2021 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Manú Pineda no les da oportunidad a las mentiras de Yunior

Compartir

Con el Atlántico por medio, desde Madrid, el contrarrevolucionario cubano Yunior García dijo hoy que su país vive bajo el fascismo y sus compatriotas son tratados como gusanos.

Así lo expresó en conferencia de prensa a la que antecedió un encuentro con el líder del Partido Popular (PP), Pablo Casado, un furibundo enemigo de la Revolución Cubana.

Era el estreno madrileño del dramaturgo formado en Cuba, y el inicio de puestas en escena para oxigenar su atribulada imagen de disidente, luego de dejar colgados a quienes prometió movilizar en la «Marcha Cívica» del 15 de noviembre, que nunca sucedió.

Pareciera que en el encuentro con el jerarca del PP, García recibió señas para cambiar el lenguaje, soltar caretas y develar su verdadero rostro, ahora bien apegado a los más recalcitrantes exponentes de lo que en Cuba definen como la mafia terrorista de Miami.

Una campanada de ello fue el tuit que el del PP colocó en las redes como constancia de su reunión con el recién llegado.

«Cuba es una dictadura terrible con miles de asesinatos y presos políticos», dice el mensaje que tácitamente Yunior suscribió y al que le subió el «mentinómetro».

«Lo que existe en Cuba es fascismo», espetó el del llamado movimiento Archipiélago, cuyos seguidores quedaron sorprendidos y desencantados con su fuga precipitada y secreta.

En Cuba, «las personas son tratadas como gusanos, son amenazadas y golpeadas», apostilló sin recato y luego profirió que la dirigencia del país antillano «son cerdos que caminan con dos patas».

Eso y más profirió el turista Yunior García, a razón de la visa que recibiera del Consulado de España en La Habana.

Adjetivos rebozados en bilis y mentiras con las cuales despidió al personaje «pacifista» de flor en ristre y vestido de blanco que al final no vistió en la fecha prometida.

Así ocurrió en Madrid, mientras en la capital cubana un español, eurodiputado por demás, opinaba desde la esquina opuesta.

Se trata de Manuel (Manú) Pineda, quien considera que» Cuba ha sido referente de dignidad y un aliento permanente a los sueños de hermandad y justicia social».

Manú vivió el 15 de noviembre cubano, cuando miles de estudiantes volvieron a las aulas y jornada en la que la isla caribeña abrió sus fronteras a viajeros y turistas tras larga y dura batalla contra la Covid-19.

Según el vicepresidente del Grupo de Amistad con Cuba en el Parlamento Europeo, el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, está suspenso en la materia de dictador.

Se lo dijo al compartir ambos en concierto frente al habanero Parque Central, junto a jóvenes que protagonizaron una sentada en defensa del proceso revolucionario.

Manu Pineda repitió en La Habana lo que otras veces expresó en la cámara legislativa del viejo continente:

“Los lamebotas, los mayordomos, los lacayos de los gusanos quieren desestabilizar a nuestro pueblo hermano, nuestro pueblo referente. Y nosotros tenemos que decir: Cuba no está sola. Cuba se respeta».

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina