0
Publicado el 30 Noviembre, 2015 por Redacción Digital en Nacionales
 
 

Tributo en Santiago a caídos el 30 de noviembre

Compartir
-. Homenaje a los caídos en la acción.

El primer homenaje fue para José Tey, Otto Parellada y Antonio Alomá, caídos en el alzamiento del 30 de noviembre. (Foto: sierramaestra.cu).

Como es tradicional cada 30 de noviembre, fueron recordados hoy Pepito Tey, Tony Alomá y Otto Parellada, jóvenes caídos este día, hace 59 años, en el levantamiento armado  de apoyo al desembarco de los expedicionarios del yate Granma, acción que vistió de verde olivo –con el brazalete del M-26-7- a esta ciudad del oriente cubano.

El periódico Sierra Maestra, en su edición reseña que unos cincuenta pioneros de esa urbe reeditaron esta mañana el asalto a la otrora Estación de Policía Marítima –hoy Museo de la Lucha Clandestina-, en conmemoración de la significativa fecha. Con la energía y el fervor revolucionario, honraron a todos los que dieron su vida en la defensa de la Patria.

“Ellos asaltaron la estación; nosotros, el futuro”, fue una suerte de compromiso de los niños y jóvenes seguidores del ejemplo legado por los de aquella generación.

Entre los asaltantes simbólicos, los pioneros.

Asalto simbólico a la antigua Estación de Policía Marítima, sede hoy del Museo de la Lucha Clandestina. Foto: sierramaestra.cu

A la cita, asistieron combatientes de la heroica gesta en la que perdieron la vida Pepito Tey, Tony Alomá y Otto Parellada, merecedores, como es tradicional, de un minuto de silencio, solemne homenaje para quienes dejaron su impronta en las calles de la urbe.

Durante la cita intervino Fernando Bestard Díaz, combatiente de la epopeya, quien exhortó a continuar trabajando para alcanzar una ciudad higiénica, organizada y bella, así como lograr niveles de eficiencia en todos los sectores, destaca el portal digital santiaguero.

De igual manera, reiteró la disposición de todos los miembros de la Asociación de Combatientes a colaborar en todas las tareas de la Revolución y a honrar al joven Frank Pías García, organizador de la gesta.

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital