0
Publicado el 29 Diciembre, 2015 por ACN en Nacionales
 
 

Cuba por la preservación de los ecosistemas montañosos amenazados

La experiencia reforzará la salvaguarda de esos refugios de biodiversidad
Río Toa, en el Macizo Nipe-Sagua-Baracoa.

Las llamadas Cuchillas del Río Toa, Reserva de la Biosfera y reservorio de gran endemismo. (Foto: radiohc.cu).

Ambientalistas de toda Cuba ultiman etapa conceptual y preparatoria del proyecto “Un Enfoque Paisajístico para Conservar Ecosistemas Montañosos Amenazados”, que con apoyo internacional se implementará a partir de 2016 en importantes macizos de la Isla.

Rolando Villaverde, especialista de la guantanamera Unidad de Servicios Ambientales, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que la experiencia adquirirá especial significación en el nororiente de Cuba, por atesorar en su Macizo Nipe-Sagua-Baracoa a las “Cuchillas del Toa”, Reserva de la Biosfera y reservorio de gran endemismo.

De ese grupo orográfico que se extiende también por Holguín y Santiago de Cuba, Guantánamo –señaló- abarca centenares de miles de hectáreas, buena parte en más de una docena de zonas del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, como el Parque Nacional Alejandro de Humboldt, Patrimonio Mundial de la Naturaleza.

El proyecto, bajo el eslogan Conectando Paisajes, propone un cambio de paradigma en la preservación de la biodiversidad y en la gestión de manejo de las áreas protegidas en Cuba, desde una perspectiva de sitio específico a una visión de paisaje, que integre las zonas resguardadas y sus espacios de influencia, comenta la referida agencia de noticias.

La iniciativa se materializará además en la cordillera de Guaniguanico, de las provincias Pinar del Río y Artemisa; en el grupo Guamuhaya, entre Cienfuegos, Villa Clara y Sancti Spíritus; y en las montañas de Bamburanao, extendidas por Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila.

Precisamente en los sistemas orográficos se ubican los más complejos ecosistemas naturales, los mayores niveles de diversidad biológica y los más auténticos paisajes de cada nación, vulnerables ante inadecuadas acciones de manejo.

Agrega la ACN que la experiencia reforzará la salvaguarda de esos refugios de biodiversidad, se extenderá hasta 2020 y lo auspician el Fondo para el Medio Ambiente Global y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, y por la parte cubana la Agencia de Medio Ambiente y el Instituto de Ecología y Sistemática.

Las acciones comprenden la caracterización, diagnóstico y planificación del ordenamiento ambiental, para el diseño de corredores biológicos, necesarios espacios de conexión entre las áreas de interés y otros macizos forestales, para favorecer el flujo genético y las acciones de defensa ante cualquier situación de desastre.

A lo largo del año que concluye los propósitos del proyecto y compromisos institucionales se han dado a conocer a actores principales, en talleres regionales, el primero celebrado en marzo en la capital, y el más reciente en noviembre en el municipio de Guamá, de la provincia Santiago de Cuba, concluye la nota.


ACN

 
ACN