Publicado el 28 Diciembre, 2015 por Caridad Carro Bello en Nacionales
 
 

Del agro y la industria

Existen mil 679 UBPC encargadas del 28 por ciento del total de la superficie agrícola del país, y entre ellas 533 son cañeras
Compartir
Una de las jornadas de trabajo de la comisión agroalimentaria.

La Comisión Agroalimentaria también evaluó las medidas que impactan en la vida rural y la estabilidad de la fuerza de trabajo en zonas montañosas

Por CARIDAD CARRO BELLO

Foto: MARTHA VECINO

La Comisión Agroalimentaria debatió el día 26 acerca de La implementación de las 17 medidas dedicadas a fortalecer a las Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC), tanto las pertenecientes al Ministerio de la Agricultura (Minag) como al Grupo Azucarero Azcuba.

Ricardo Monzón, director de Atención a Productores del Minag, precisó en un informe que existen mil 679 UBPC encargadas del 28 por ciento del total de la superficie agrícola del país, y entre ellas 533 son cañeras.

Se supo que al cierre de 2014 muchas fortalecieron su autonomía en la gestión y mejoraron los niveles productivos, así como disminuyeron en 174 las unidades con pérdidas, en relación con 2011. En cambio, otras no tienen un mejor desempeño, debido al mal funcionamiento de sus juntas directivas, y a inadecuados manejos financieros y productivos.

Para el próximo año se les destinarán 50 millones de pesos de los fondos del Estado para cubrir créditos bancarios. Al respecto, la diputada Karen Alvarado, de Guantánamo, alertó sobre la necesidad de capacitación de técnicos, especialistas  directivos de cada UBPC para utilizar bien esas finanzas.

Otros parlamentarios hablaron acerca de las inversiones, deficiencias contractuales entre estas unidades y las empresas suministradoras de insumos, problemas con la contratación y comercialización, entre otros. Sobre las dedicadas a la caña, José Carlos Santos, vicepresidente primero de Azcuba apuntó que es preciso resolver la medición de la calidad por cada productor.

Entre otros debates de esta comisión fueron abordador los impagos de empresas estatales a los productores agrícolas, que suman 150 millones de pesos; las pérdidas de cosechas arroceras en Matanzas por falta de maquinaria, así como la mala contratación de otras cosechas. Todo ello contribuye al desestimulo y a que se especule con la comida del pueblo a muy altos precios.

En la segunda jornada de trabajo de la Comisión Agroalimentaria, se abordaron las medidas que impactan en la vida rural y la estabilidad de la fuerza de trabajo en zonas montañosas; el plan azucarero para 2016 –que contará con menos caña que la etapa precedente-; así como los programas de desarrollo en la industria alimentaria que en 2016 dispondrán de 70 millones para inversiones y buscaran desarrollar el concepto de cadena productiva.

Compartir

Caridad Carro Bello

 
Caridad Carro Bello