0
Publicado el 30 Diciembre, 2015 por ACN en Nacionales
 
 

Promesas y deseos para el año nuevo

Cada familia debe proponerse incentivar el amor, las buenas relaciones, y tolerancia dentro del hogar como una única manera de ser feliz y de lograr la prosperidad social
Compartir
Votos por la paz mundial: deseo para 2016.

Los votos por la paz han dejado de ser una aspiración individual para convertirse en una necesidad del orbe. (Foto: adiciones.es).

Por MARTA HERNÁNDEZ (AIN)

Dejar de fumar, concluir la construcción de la vivienda, renovar la dinámica de pareja, o simplemente retomar viejas amistades, son entre otras las promesas y deseos que de manera general se proponen los cubanos cuando inicia un nuevo año.

No escapa a esta tradición, con supuesto origen en Babilonia, unos cuatro mil años atrás, el deseo a la paz mundial, los votos por el mejoramiento de la salud de los seres queridos y la necesidad de que el amor impere sobre la faz de la tierra.

Esta costumbre milenaria tiene sus inicios en hacerle promesas  a los dioses para ganar su gracia y protección durante el nuevo año, si no las llevaban a feliz término eran castigados con la ira divina.

Recuerda la historia que con los romanos la tradición se expandió por el mundo y se dedicaba al dios Jano, deidad con dos cabezas, una que miraba adelante y otra hacia atrás.

La evolución social junto a la expansión del cristianismo varió significativamente la tradición, pero se mantiene de manera general.

Un análisis de los hechos realizados en el año que concluye, y el propósito de no cometer esos errores durante el lapso que se inicia, son las reflexiones y pensamientos más frecuentes en los últimos días de cada diciembre.

En el 2007, unas tres mil personas fueron estudiadas por científicos de  la Universidad de Bristol en Inglaterra, la investigación demostró que el 88 por ciento de ellas fallaron en el cumplimiento de las promesas asumidas para el nuevo año, y que fueron las mujeres las de mejores resultados.

Entrevistados por ACN aseguran que cada año que comienza es una oportunidad para nuevas metas, y propósitos, los que debe asumirse con entereza y voluntad.

Alberto Rodríguez, estudiante de medicina, relató que en ocasiones se ha propuesto metas que luego no cumple porque le resultan muy difíciles, como por ejemplo dejar de fumar, o ser más ordenado.

Lilian Grau, joven costurera, aseguró que recién inició una nueva relación, y ella junto a su novio se proponen para el 2016 fortalecer la pareja y ser felices.

Amalia González, profesora retirada, aseguró que en el brindis de las 12 de la noche del 31 de diciembre siempre desea que impere la paz en todo el mundo.

La pedagoga comentó que cada familia debe proponerse incentivar el amor, las buenas relaciones, y tolerancia dentro del hogar como una única manera de ser feliz y de lograr la prosperidad social.  (ACN).

Compartir

ACN

 
ACN