0
Publicado el 25 Enero, 2016 por Aleida Cabrera en Nacionales
 
 

¡Que Niño tan malcriado!

Tarea priorizada: preservar la vida humana y los recursos materiales
Compartir
La primera secretaria del Partido en la capital al frente del dispositivo de la defensa civil

La primera secretaria del Partido en la capital al frente del dispositivo de la defensa civil

TEXTO: ALEIDA CABRERA LOPEZ
FOTOS: EDUARDO LEYVA

Solidaridad entre vecinos, orientaciones precisas de las máximas autoridades de la capital, caracterizaron este fin de semana luego de la penetración del mar en la parte baja del malecón habanero. Tarea priorizada: preservar la vida humana y los recursos materiales.

La población tomó con calma la inundación costera gracias al profesional dispositivo desplegado en el área del malecón y en asentamientos costeros de los municipios Playa y Habana del Este.

Estas acciones no son nuevas para los cubanos, lo que ha convertido a Cuba en ejemplo para el mundo en el enfrentamiento a los efectos de eventos naturales y de otra índole, donde la máxima es proteger la vida. Las inundaciones costeras de la semana anterior, fueron otro ejemplo.

Los meses de enero, febrero y marzo, y quizá hasta abril, tienen una alta probabilidad de ser lluviosos e incluso tormentosos, término que indica la posibilidad de ocurrencia de brotes de tiempo severo asociados al avance de líneas de tormentas eléctricas vinculadas al paso de los sistemas frontales, manifestó a Granma el doctor Ramón Pérez Suárez, especialista del Centro del Clima del Instituto de Meteorología, y un acucioso investigador del evento El Niño/Oscilación del Sur (ENOS).

Pérez especificó que el actual Niño debe mantener su rango de fuerte hasta febreropara luego comenzar a declinar de forma gradual. Sin embargo, una vez que alcanzó esa categoría ocasionó cambios temporales en la circulación atmosférica, capaces de generar variaciones en los climas regionales que perdurarán por más tiempo y nuestro país no es una excepción.

Por eso sentiremos los principales efectos en los próximos meses, de ahí la importancia de estar preparados para atenuar las afectaciones del ENOS en Cuba, y prestar atención a las informaciones que emita el Instituto de Meteorología en las siguientes semanas.

El Niño es un fenómeno climático relacionado con el calentamiento del Pacífico oriental ecuatorial, el cual se manifiesta erráticamente cíclico, que consiste en realidad en la fase cálida del patrón climático del Pacífico ecuatorial denominado El Niño-Oscilación del Sur (El Niño-SouthernOscillation, ENSO por sus siglas en inglés), donde la fase de enfriamiento recibe el nombre de La Niña.

Compartir

Aleida Cabrera

 
Aleida Cabrera