1
Publicado el 27 Febrero, 2016 por Delia Reyes Garcia en Nacionales
 
 

ANIR: palancas de la innovación

Todavía queda un largo camino para desatar las reservas de eficiencia e incrementar el aporte a la economía
Un innovador trabajando.

Para solucionar lagunas jurídicas, urge aprobar las modificaciones a la Ley 38, para que dejen de ser casi simbólicos los montos abonados por cada inventiva. (Foto: CLAUDIA RODRÍGUEZ HERRERA)

Por DELIA REYES GARCÍA

Si de innovar se trata, al cubano nadie le pone un pie delante. Para dar fe de ello, basta una rápida mirada al plantel industrial de las empresas del país, con equipos del siglo XIX funcionando; o a las admirables invenciones aplicadas en tecnología de avanzada, cuando el bloqueo de Estados Unidos atenaza mercados y finanzas.

Pero si bien el ingenio en los colectivos desborda cualquier pronóstico, todavía queda un largo camino para desatar las reservas de eficiencia e incrementar el aporte a la economía. Ese fue el sentir de los asistentes al balance anual de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (Anir), celebrado el pasado 20 de febrero en el capitalino Centro de Convenciones Lázaro Peña.

Una muestra de las lagunas existentes está en que al cierre de 2015, unas 77 entidades (empresas, UEB, talleres) incumplen la Ley 38 y otras normas jurídicas complementarias, que establecen el correspondiente pago a los innovadores, en los sindicatos atendidos por el secretariado de la organización.

Según declaraciones a BOHEMIA de Julio Brito Despaigne, miembro del Buró Nacional de la Anir, estos centros representan más del 50 por ciento del total de infractores, y entre las provincias con mayores incidencias sobresalen Camagüey, Granma, La Habana y Artemisa. El único territorio que cumple las legislaciones en todas sus entidades es Sancti Spíritus. Los sectores con las cifras más altas de incumplimientos son Agropecuario y Forestales, Industrias, Transporte y Puertos, Construcción y Azucareros.

Al intervenir en la cita, Alfredo Machado López, presidente de la Anir, recordó que trabajan en las propuestas de modificaciones a la Ley 38, para adaptarla a las condiciones actuales, lo que deberá ser evaluado en los sindicatos. También comentó la nueva Resolución 1006, del Ministerio de Finanzas y Precios, que beneficiará a las empresas, al incrementar de un 20 a un 30 por ciento el pago por el efecto económico de las innovaciones aplicadas.

Al clausurar el encuentro, Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, insistió en que solo el testimonio y la demostración del aporte de los innovadores romperán las barreras. “Padecen de miopía quienes no apoyan la organización”, valoró.


Delia Reyes Garcia

 
Delia Reyes Garcia