0
Publicado el 17 Febrero, 2016 por Igor Guilarte Fong en Nacionales
 
 

Preservar los bosques: compromiso natural

A propósito del inicio de la etapa más peligrosa en lo que a incendios forestales respecta, las autoridades competentes anuncian la puesta en marcha de una nueva campaña de protección.
La efectividad de guardabosques, trabajadores forestales y brigadas voluntarias permitió, el pasado año, que 81% de los fuegos reportados no sobrepasaran las 5 hectáreas

La efectividad de guardabosques, trabajadores forestales y brigadas voluntarias permitió, el pasado año, que 81% de los fuegos reportados no sobrepasaran las 5 hectáreas

Texto y fotos: IGOR GUILARTE FONG

El periodo crítico (enero-mayo) para la ocurrencia de incendios forestales ha comenzado, y con él, el ajetreo en cada dependencia del Cuerpo de Guardabosques de Cuba (CGC).

Un resumen del pasado año realizado por la institución revela que, en dicha etapa crítica, el país registró 506 incendios forestales (53 más que en 2014), los que devoraron 5 mil 788 hectáreas de bosques.

Con 67% de los casos reportados, marzo y abril destacaron como los de máxima incidencia, dato que corresponde con los promedios históricos, informó durante un encuentro con la prensa el ingeniero Raúl González Rodríguez, jefe del Departamento de Manejo del Fuego de la Jefatura Nacional del CGC.

“Sin embargo, evaluamos el quinquenio 2011-2015, y concluimos que el mes de mayor ocurrencia de incendios fue marzo, lo que rompe el criterio habitual -sostenido por más de 30 años- de abril como el mes de mayores afectaciones. Esto indica que hay un corrimiento del periodo crítico hacia adelante”; enfatizó el también máster González Rodríguez.

No se puede bajar el nivel de prevención y debemos man-tener el trabajo educativo con la comunidad, enfatizó en su intervención el ingeniero Raúl González, jefe del Departa-mento de Manejo del Fuego.

No se puede bajar el nivel de prevención y debemos mantener el trabajo educativo con la comunidad, enfatizó en su intervención el ingeniero Raúl González, jefe del Departa-mento de Manejo del Fuego.

Pinar del Río, Holguín, Granma, Matanzas y Camagüey -en ese orden- figuraron como los territorios que más engordaron las estadísticas. Estas provincias concentraron 61% de los siniestros y 86% de los perjuicios.

Asimismo se identificó que 96% de las causas obedeció a factores humanos, en tanto solo 4% respondió a causas naturales. Una vez más se ratificó la propensión a cometer negligencias como las quemas para diferentes fines, la circulación en vehículos sin matachispas, las fogatas de pescadores y cazadores furtivos, y las colillas de fumadores irresponsables.

Campaña 2016

Dentro del diseño de la campaña preventiva que recién lanza para el presente año, la Jefatura Nacional del Cuerpo de Guardabosques prevé las posibles influencias de un recrudecido fenómeno “El Niño”, y las consecuencias tras meses de larga sequía.

Precisamente, por ser la de mayor aridez, el organismo alerta centrar la atención en la región oriental del país. Además han sido identificados 45 municipios que clasifican como de alto riesgo.

Sin duda, a lo largo y ancho de la Isla existen hoy miles de hectáreas listas para arder, al menor descuido. De cualquier manera, este abnegado ejército de combatientes sostiene que la toma de conciencia ciudadana, en pos de la salud de los bosques, sigue siendo su mejor apuesta y compromiso natural.


Según estimaciones de la FAO, entre 20 y 40 millones de hectáreas de bosques tropicales se pierden anualmente, con las consabidas afectaciones a los paisajes y ecosistemas, en general. Esto incluye los daños a cultivos y suelos, a la calidad de las aguas, a la flora y la fauna; así como el impacto de la contaminación atmosférica en la salud humana.


 


Igor Guilarte Fong

 
Igor Guilarte Fong