1
Publicado el 21 Marzo, 2016 por Redacción Digital en Nacionales
 
 

Coinciden Raúl y Obama en avance del proceso de normalización (+ video)

Se destacó que la convivencia implica aceptar y respetar las diferencias, continuar discutiéndolas, pero sin hacer de ellas el centro de las relaciones

Foto. Gilberto Rabassa

Raúl-ObamaEn declaraciones a la prensa al concluir las conversaciones oficiales, desde el capitalino Palacio de la Revolución, los presidentes Raúl Castro y Barack Obama destacaron avances y aspectos pendientes en el actual proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y Estado Unidos.

Raúl estimó que Cuba y Estados Unidos deben poner en práctica el arte de la convivencia civilizada, que implica aceptar y respetar las diferencias y no hacer de ellas el centro de las relaciones.

De acuerdo con el mandatario cubano, es necesario promover vínculos que privilegien el beneficio de los dos países y pueblos, por lo cual instó a “concentrarnos en lo que nos acerca y no en lo que nos separa”.

En la comparecencia ante medios de comunicación, celebrada al terminar las conversaciones oficiales con Obama, el dignatario anfitrión consideró que queda un largo y complejo camino por delante.

Según el Presidente cubano, destruir un puente es fácil y requiere poco tiempo, pero reconstruirlo sólidamente es una tarea mucho más larga y difícil.

No obstante, contrastó, lo importante es que hemos comenzado a dar pasos para construir una relación de nuevo tipo, que nunca ha existido entre Cuba y Estados Unidos.

En este sentido, puso el ejemplo de la nadadora Diana Nyad, quien luego de varios intentos fallidos logró finalmente cruzar el estrecho de la Florida que separa a las dos naciones, sin utilizar una jaula para protegerse de los tiburones.

Al referirse al hecho como simbólico, estimó que “si ella pudo, nosotros también podremos”.

El presidente Obama, por su parte, reconoció hoy los logros extraordinarios de Cuba en áreas como la salud y la educación.

El  dignatario estadounidense  sostuvo que Cuba es soberana y tiene todo el derecho de poseer el orgullo que tiene.

Conversaciones francas y honestas

Sobre la reunión oficial que celebró este lunes durante más de dos horas con Raúl Castro, Obama manifestó que tuvieron conversaciones francas y honestas sobre las diferencias existentes entre sus respectivos gobiernos.

Al mismo tiempo, agradeció la cortesía del mandatario anfitrión y resaltó la importancia de su visita, al recordar que por más de medio siglo fue impensable ver en Cuba a un presidente de Estados Unidos.

“Pero, este es un nuevo día entre nuestros dos países”, expresó el jefe de Estado, quien reconoció que ambas naciones tienen valores compartidos.

Mis hijas querían venir a Cuba, ver su belleza y conocer a los cubanos, quienes nos recibieron ayer con sonrisas y saludos, agregó Obama, para luego rememorar el recorrido que realizó la víspera por la Habana Vieja y su cena en una restaurante de esta capital.

Asimismo, manifestó que esta mañana pudo rendir homenaje al Héroe Nacional de Cuba, José Martí, y destacó tanto su papel en la independencia cubana como sus palabras profundas de apoyo a la libertad en todas partes.

Obama-RaúlEl presidente de Estados Unidos también reiteró su deseo de que el Congreso apruebe modificaciones a la aplicación del bloqueo de Washington contra Cuba, antes de que finalice su mandato. Al respecto  sostuvo que la mayor parte de los cambios necesarios al bloqueo dependen de decisiones en el Congreso, y “he hablado claramente sobre el interés de que se haga durante mi mandato”, anotó.

Sin embargo, reconoció que el órgano legislativo “no es tan productivo como yo deseo” en año de elecciones presidenciales.

Por otro lado, afirmó que su gobierno ha sido agresivo en la implementación de modificaciones posibles desde el ámbito administrativo, dirigidas a flexibilizar la aplicación del cerco económico, comercial y financiero.

A nivel administrativo, comentó en respuesta a una pregunta de un periodista, “hemos hecho varias modificaciones  y hemos sido agresivos para tener una mayor flexibilidad”, pese a que la ley del bloqueo no ha sido eliminada.

En este sentido, explicó que existen aspectos técnicos del cerco que se pueden ajustar y ejemplificó el caso del dólar estadounidense, cuyo uso por parte de entidades cubanas ya fue aprobado.

Necesidad de levantar el bloqueo

Reconocemos la posición de Obama y su gobierno contra el bloqueo y los reiterados llamados al Congreso para que lo elimine, expresó el Jefe de Estado cubano al ocupar el primer turno en las declaraciones a la prensa tras concluidas las conversaciones oficiales.

Explicó Raúl Castro que intercambió con su par de la nación norteña sobre otras medidas que pudieran adoptarse para eliminar restricciones aún vigentes y hacer una importante contribución para el desmantelamiento del bloqueo.

Esto es esencial porque el bloqueo continúa en vigor y tiene componentes disuasivos y efectos intimidatorios de alcance extraterritorial, expresó el mandatario.

Sobre ellos comentó que le ejemplificó a Obama para mostrarle sus consecuencias negativas para Cuba y otros estados.

“El bloqueo es el obstáculo más importante para nuestro desarrollo económico y el bienestar del pueblo cubano”, afirmó Raúl Castro y por eso su eliminación es vital para la normalización de las relaciones bilaterales, agregó.

Acotó que también será beneficioso para la emigración cubana que desea lo mejor para sus familias y su país.

Subrayó el mandatario cubano que otras políticas debieran ser suprimidas para que pueda haber relaciones normales entre Cuba y Estados Unidos, y mencionó que no debiera pretenderse, para ello, que el pueblo cubano renuncie al destino que libre y soberanamente ha escogido y por el que ha hecho inmensos sacrificios.

Impulsar nexos pese a divergencias

obama-raul-prensaObama, manifestó  la voluntad de impulsar las relaciones de su país con Cuba, más allá de las marcadas diferencias existentes entre ambas naciones. Señaló que pese a que ambos países tienen sistemas distintos de gobierno, dos economías distintas y décadas de divergencias profundas, “le dije al presidente (Raúl) Castro que debemos seguir avanzando, no mirar hacia atrás”.

Agregó que Estados Unidos no ve a la isla como una amenaza, y manifestó la esperanza de que su visita indique que ambas naciones abren un nuevo capítulo en sus relaciones: este es un nuevo día entre nuestros dos países, acotó.

Asimismo, afirmó que el reconocimiento de los desacuerdos constituyó el punto de arranque del proceso iniciado por el gobierno cubano y estadounidense el 17 de diciembre de 2014 hacia la normalización de sus vínculos.

También refirió que el objetivo del diálogo bilateral sobre derechos humanos no significa que Estados Unidos le dicte a Cuba cómo debe conducirse, sino asegurarse que podamos debatir franca y honestamente sobre este tema y aprender los unos de los otros, señaló.

Este no tiene que ser el único asunto a debatir, existen otros importantes como los de la economía, salud, intercambios científicos, cooperación internacional, así como temas de alcance regional e internacional, dijo.

El dignatario aseveró igualmente que existe una gran esperanza de que pueda haber una reconciliación; que el puente del cual habló el presidente Raúl Castro en su intervención se pueda tender para avanzar hacia el florecimiento pleno de los nexos bilaterales.

En ese sentido, señaló que la postura mantenida contra la isla por más de 50 años no fue buena para los intereses de Estados Unidos ni para el pueblo cubano.

Lo que repetimos no funcionó, tiene sentido probar algo nuevo, apuntó Obama y agregó que este es un proceso que debe y tiene seguir, aunque levantar el bloqueo requiere del voto de la mayoría en el Congreso.

Para acelerar el ritmo de concluir el bloqueo podemos aprovechar los cambios existentes, afirmó el mandatario norteamericano y ejemplificó con las medidas recientemente adoptadas acerca de las inversiones en el campo de las telecomunicaciones y en el de la agricultura.

Apoyo cubano a diálogos colombianos de paz

El mandatario estadounidense agradeció hoy a su homólogo cubano por facilitar las conversaciones de paz que se desarrollan en La Habana desde finales de 2012 entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) para cerrar el conflicto armado en el país suramericano,

A su vez, el dignatario de la nación antillana indicó que durante la reunión de más de dos horas celebrada este lunes dialogó con Obama sobre la marcha de ese proceso de paz y los esfuerzos que se realizan para poner fin al conflicto armado.

Rechazo a la politización del tema de los derechos humanos

En otro momento de la comparecencia ante medios de prensa en el Palacio de la Revolución, Raúl  rechazó la politización del tema de los derechos humanos, y apuntó que ningún país del mundo cumple con los 61 preceptos reconocidos por Naciones Unidas.

Al ser interrogado sobre este tema  comentó que unos cumplen con algunos de los derechos establecidos y otras naciones cumplen otros.

Cuba cumple 47 de ellos- acotó el mandatario- y mencionó el derecho a la salud y ejemplificó que en la isla todas las embarazadas tienen su parto garantizado en un hospital sin importar en que aislada montaña viva.

Asimismo, señaló que el derecho a la enseñanza gratuita para todo el que nazca en Cuba, así como el salario igual por trabajo igual entre hombres y mujeres.

Buscar la confrontación política por temas como este no es justo ni correcto, expresó Raúl Castro, quien también llamó a trabajar para que todos podamos cumplir todos los derechos humanos.

 

(Con información de PL)


Redacción Digital

 
Redacción Digital