0
Publicado el 20 Marzo, 2016 por María Victoria Valdés Rodda en Nacionales
 
 

CUBA-USA: Reina el optimismo

Al presidente de los Estados Unidos Barak Obama le restan pocas horas para llegar, y he aquí algunas consideraciones ciudadanas.
Compartir

pueblo-opinaPOR MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA
Fotos: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

Aunque en los alrededores del capitalino hotel Habana Libre Tryp, la ciudad aún se resiste a levantarse, el centro de prensa creado para cubrir la visita de Barak Obama se parece a un panal de abejas. Con ese espíritu de trabajo BOHEMIA decidió salir al fresco del ambiente matinal para comprobar cuál era el estado de ánimo previo a la llegada del Presidente del Imperio norteamericano, el mismo que mantiene contra la Isla un bloqueo de más de 50 largos años y tiene en contra de la voluntad del pueblo una base militar en el territorio de Guantánamo.

No obstante esas circunstancias, el pueblo cubano y sus autoridades han manifestado públicamente que le brindaran toda la hospitalidad al visitante. Es temprano en el día de domingo 20 de marzo, y la luz filtrada por las nubes deja ver este perímetro del tan conocido barrio de El Vedado con un rostro inusual para época precedente por la decena de personas que se conectan, incluso caminando, al wifi desde sus celulares para conectarse con el mundo.

Justo eso es lo que acontece en el día de hoy: Cuba como lo pidió hace años el Papa Juan Pablo II se ha abierto al mundo y he aquí algunas de sus palabras en boca de personas sencillas y trabajadoras.

A la pregunta de qué espera de la vista de Obama, horas antes de su llegada, Ángel, jubilado, consideró que se trata de “algo inesperado que después de tanto tiempo el presidente de Estados Unidos este en Cuba es una cosa grandiosa”. Mientras que para Lilia, ama de casa, la situación es de optimismo porque en su opinión “esto es muy bueno. Es un avance para los dos países, y estamos totalmente de acuerdo con esta visita y los acuerdos que salgan de ella, que vaya a ser en beneficio de todos. Creo que esto significa paz para todos”.

Y para el Doctor Guillermo el nuevo escenario pudiera representar “un cambio fundamental sobre todo porque esa personalidad se acerca a nuestro pueblo, y manifiesta interés de conocer nuestra sociedad. Y ver con sus propios ojos la realidad que hay en Cuba. Por los medios internacionales se dice que no habrá muchos cambios pero por lo menos el pueblo cubano si está bastante esperanzado cuando él (Obama) nos conozca, vea nuestra sociedad y la forma en que vivimos se manifiesten mejor las relaciones Cuba-Estados Unidos”.

Pero como bien dijera a Cubadebate el intelectual Fernando Martínez Heredia “Estados Unidos no está regalando nada a Cuba. Si ellos han tenido que reconocer el fracaso de su política de 50 y tantos años y si ahora adoptan esta estrategia respecto a Cuba, es gracias a la resistencia del pueblo cubano y a la solidaridad  internacional, y en ese sentido hay que interpretarlo como un triunfo de la revolución cubana. …este momento, es un momento distinto, como ya les decía anteriormente, aunque eso no cambia ni la naturaleza del imperialismo norteamericano, ni su rechazo a procesos políticos como el cubano. A veces adoptan una estrategia como es el caso de Cuba, otra completamente distinta como las que están optando en Venezuela, porque estas son decisiones de naturaleza táctica”.

Muy atinado entonces el criterio de la uruguaya Susana, de paseo por la ciudad quien escéptica dice: ”Te soy sincera. Estoy un poco descreída. Ojalá sea realmente algo bueno para el pueblo cubano, pero honestamente no tengo demasiadas esperanzas. Quizás será porque nosotros venimos de países donde la cosa no está fácil en temas políticos y uno está absolutamente descreído. Si tenés en cuenta las cosas que han pasado en Argentina, pasando ahora mismo en Brasil, estamos muy descreídos y desilusionados de la política. Honestamente yo no puedo esperar demasiado”.

Pero a tono con el momento histórico también afirma, con esa hermandad latinoamericana tan propia por los nuevos aires de emancipación del continente se despide con las siguientes palabras: “Me parece excelente que realmente pueda haber una apertura, que el pueblo cubano pueda abrirse al mundo”.

Compartir

María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda