0
Publicado el 9 Marzo, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

Decide marzo la zafra en Ciego de Ávila

El propósito de las fuerzas fabriles y los suministradores de la materia prima es disminuir el déficit avileño de 20 mil toneladas, en la actual campaña, debido a que desde enero ha sido discreta la recuperación por baja calidad del guarapo
Compartir
Los centrales de Ciego trabajan hoy al máximo posible de sus capacidades.

En estas unidades aprovechan la calidad de los jugos de la caña y las bondades del clima para hacer de marzo el mes decisivo. (Foto: pleamar.wordpress.com).

Los agroazucareros de Ciego de Ávila aprovechan al máximo la calidad de los jugos de la caña que entran a los centrales y las bondades del clima para convertir a marzo en el período decisivo en la elevación de los rendimientos industriales.

El propósito de las fuerzas fabriles y los suministradores de la materia prima es disminuir el déficit avileño en la producción de crudo de la actual campaña, ascendente a más de 20 mil toneladas, debido a que desde enero ha sido discreta la recuperación por bajas cualidades del guarapo.

En las últimas dos décadas Ciego de Ávila nunca había afrontado una situación como la actual, ya que los valores del brix (los sólidos solubles) siempre presentaban entre 19 y 20 grados, mientras al terminar febrero la puntuación era de 17, excepto en el ingenio Primero de Enero, indicaron especialistas de este sector.

Al perder sacarosa los jugos de la caña, afecta el rendimiento industrial del central.

Sin embargo, en la capacidad potencial de molida la provincia ocupa el segundo lugar del país al computar más del 80 por ciento, informó Marilín Díaz Montalvo, secretaria general del sindicato de trabajadores azucareros a este nivel.

Los laborantes del central Ciro Redondo se ubican en la tercera posición nacionalmente, los de Primero de Enero en la cuarta, los de Ecuador en la décima y los del Enrique Varona González en la número 14.

Mientras, las cuatro fábricas obtienen, además, miel final del tipo B mezclada con bagacillo y urea con destino al ganado vacuno en la etapa de sequía.

Como en la zafra anterior, nuevamente se prevé moler caña en el Primero de Enero procedente del municipio de Esmeralda de la provincia de Camagüey, cosechada y transportada con combinadas y camiones avileños, indicó el ingeniero Ernesto Blanco, director de la industria.

Simultáneamente con el desarrollo zafra, Ciego de Ávila también acomete un amplio programa anual de siembra de caña, dirigido a superar las 15 mil 500 hectáreas plantadas en 2015.

Compartir

ACN

 
ACN