0
Publicado el 31 Marzo, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

Inauguran exposición “Mi amigo Robaina”, de Nelson Domínguez

Una muestra que reverencia al mítico productor de tabaco, por parte de quien confiesa: “Robaina era mi amigo y en cualquier lugar que huela a tabaco”. Quizás por eso sea asombrosa la precisión del reconocido artista para capturar la esencia de un cultivo que forma parte indisoluble de la nación cubana
Compartir
Alejandro Robaina, a quien Nelson Domínguez le dedica esta exposición.

Alejando vivió para cultivar hojas de tabaco de una excelencia difícil de igualar, por eso merece este tributo. (Foto: escambray.cu).

Mi amigo Robaina, que se inauguró en la ciudad Sancti Spíritus, es una muestra que sorprende por el profundo respeto del artista hacia Alejandro Robaina y que traslada al público hasta las vegas pinareñas que han hecho famosa a Cuba.

Destaca la Agencia Cubana de Noticias que un total de 15 obras de diferentes formatos y entre las que se encuentran litografías y serigrafías pueden apreciarse en la Casa de la Guayabera, institución cultural donde también se conserva desde la víspera una camisa del mítico productor cuyo nombre identifica a una de las marcas de habanos de alta calidad.

Quienes se acercan a las piezas, algunas de ellas mostradas en anteriores colecciones, se asombran con la precisión del reconocido creador para capturar la esencia de un cultivo que forma parte indisoluble de la nación cubana y hay, incluso, quienes afirman que hasta puede percibirse el aroma que emana de las hojas de tabaco.

Y es que estas obras son, ante todo, un reconocimiento a la maestría y consagración de hombres como Alejandro Robaina (1919-2010), que hicieron –y hacen- del veguerío su vida y su pasión.

Robaina era mi amigo y en cualquier lugar que huela a tabaco, huele a Robaina, confesó a la ACN Domínguez, quien se reconoce, a su vez, como un gran fumador de habanos.

Involucrado siempre en algún nuevo proyecto, Nelson, sin embargo, no deja de acercarse al público de la Isla al que considera altamente instruido, de ahí que aceptara esta invitación para reverenciar al reconocido productor de Pinar del Río y retornar a esta central localidad.

Como parte de la velada, los asistentes disfrutaron además de la degustación del ron Santero siete años, una producción de la Destilería espirituana Paraíso, y de los tabacos fabricados expresamente a partir de la hoja que se cosecha en esta región, considerada la segunda productora del cultivo en la mayor de las Antillas.

 

Compartir

ACN

 
ACN