0
Publicado el 21 Marzo, 2016 por Redacción Digital en Nacionales
 
 

Obama participa en foro de negocios Cuba-EEUU (+ Video)

Durante un foro de empresarios de las dos naciones, que sesionó aquí como parte de la visita oficial del mandatario, el jefe de la Casa Blanca sostuvo que la economía cubana está cambiando y Estados Unidos está dispuesto a acompañar ese proceso
Compartir

obama-foro-negocio-2El presidente estadounidense, Barack Obama, destacó hoy las posibilidades de negocios que existen entre Cuba y su país y ponderó que el alto nivel educacional que existe en la población cubana es un factor que favorece el desarrollo futuro del país, en particular del nuevo sector no estatal que crece en la mayor de las Antillas.

No estoy aquí para ofrecerles otro discurso, sino para escuchar cuáles son las inquietudes de los nuevos empresarios cubanos y conocer lo que podemos hacer para seguir adelante, añadió el gobernante, quien mañana culmina su estancia en La Habana, donde arribó el domingo.

Durante un foro de empresarios de las dos naciones, Obama recordó que tras asumir su mandato en 2009 tomó medidas para eliminar algunas restricciones en el envío de remesas de los cubanoamericanos a sus familiares aquí, y que flexibilizó después las prohibiciones de viajes, aunque el turismo a la isla aún está prohibido por las leyes norteamericanas.

Esta dinámica favorece a los nuevos emprendedores que surgen en Cuba, las costureras, los conductores de taxis, dueños de pequeños negocios en general, en los cuales tienen que trabajar muy duro para salir adelante y construir su propio futuro, añadió el mandatario, quien a continuación participó en un activo intercambio con algunos de los participantes.

El jefe de la Casa Blanca sostuvo que la economía cubana está cambiando y Estados Unidos está dispuesto a acompañar ese proceso.

Ello, aprovechando las potencialidades de los paquetes de medidas que, en uso de sus prerrogativas ejecutivas, ha aprobado para flexibilizar el bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impone a La Habana desde hace más de medio siglo.

Autoridades cubanas han reiterado que a pesar de las disposiciones, el bloqueo sigue constituyendo un freno para el normal desarrollo del país, por lo que demandan su total eliminación para una eventual normalización de las relaciones entre ambas naciones.

El fin de tal política está en manos del Congreso estadounidense, aunque Obama puede continuar vaciándolo de contenido mediante sus facultades, tal y como ha hecho hasta ahora, apuntan desde la isla.

Obama elogió y agradeció a los participantes en el foro de negocios por contribuir en lo que denominó “un comienzo auspicioso” del estudio de las potencialidades de intercambio económico y comercial.

A partir de intereses concretos de empresas estadounidenses y cubanas, adelantó negocios y convenios específicos que contribuirían a elevar el flujo comercial entre los dos países, la mayoría relacionados con el sector de las telecomunicaciones.

El jefe de Estado expresó las carencias de Cuba en lo que a conectividad se refiere, pero reconoció los esfuerzos de la isla por llevar las nuevas tecnologías a gran parte de la población.

Dijo que su país quiere contribuir a una mejoría en ese sentido y citó el caso de la compañía Verizon, que recientemente firmó con la estatal cubana de telecomunicaciones (Etecsa) un acuerdo para la conexión telefónica directa entre los dos países.

Coincido con los que dicen que los cubanos son perseverantes y queremos ayudarlos a su prosperidad, dijo Obama, quien agregó que el actual gobierno y una amplia representación de empresarios estadounidenses quieren ayudar a Cuba como amigos, a que tengan una oportunidad para insertarse en las dinámicas económicas del mundo contemporáneo.

Foto: Juan Pablo Carreras/ACN

Foto: Juan Pablo Carreras/ACN

Luego de su intervención, el dignatario respondió a las inquietudes de trabajadores locales por cuenta propia, mayormente enfocadas en el aprovechamiento de las potencialidades de intercambio que existen en los nuevos escenarios entre Cuba y Estados Unidos.

Asimismo, fue cuestionado sobre la eventual eliminación de prohibiciones aún existentes por la política de bloqueo y aislamiento que Washington ha propulsado contra la isla desde el triunfo revolucionario de 1959, lo que permitiría unas relaciones económicas y comerciales más consistentes.

La cita se realizó con la participación de empresarios norteamericanos y del patio, convocada por la Cámara de Comercio de Cuba (CCC).

Asistieron, además, la Secretaria de Comercio, Penny Pritzker, y el Ministro de Comercio y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, anfitrión de la cita.

Las palabras inaugurales estuvieron a cargo del presidente de la Cámara de Cuba, Orlando Hernández, y la directora de la Administración de Obama para Pequeños Negocios de Estados Unidos, María Contreras.

obama-ronda_negociosJunto a los empresarios de los dos países, están presentes en el encuentro cooperativistas y trabajadores cubanos por cuenta propia, que han sesionado en varios paneles sectoriales.

El ministro cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, reiteró que Cuba da la más cordial bienvenida al presidente Barack Obama y la delegación que lo acompaña, tras destacar los logros en los nexos bilaterales, así como las dificultades que subsisten 15 meses después del anuncio del 17 de diciembre de 2014 sobre la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas y avanzar hacia la normalización de los vínculos entre las dos naciones.

Añadió que ese es un período corto en comparación con más de cinco décadas de bloqueo económico, comercial y financiero que impidió el establecimiento de vínculos entre empresas cubanas y norteamericanas, y la realización de transacciones financieras en el mercado internacional.

Malmierca se refirió a los cuatro paquetes de medidas que el presidente Barack Obama adoptó en los últimos meses con el fin de implementar cambios en una parte de las sanciones contra Cuba, que aunque van en la dirección correcta, aún son insuficientes, porque el bloqueo en su conjunto sigue en pie.

El funcionario destacó el aumento relevante del interés del sector empresarial norteamericano en el mercado de la mayor de las Antillas y recordó que decenas de representantes de compañías norteamericanas estuvieron aquí y muchos de ellos se disponen a sellar importantes negocios con sus respectivas contrapartes cubanas.

Agregó que Cuba continúa impulsando de manera soberana la actualización de su modelo económico, y que durante el VII Congreso del Partido Comunista que se realizará el mes próximo, se evaluará el avance de ese proceso, con una proyección hacia el futuro.

Por su parte, la secretaria de Comercio Penny Pritsker hizo un balance positivo de los logros de los dos países en los últimos meses y expresó su compromiso de seguir adelante para lograr los objetivos expresos del Presidente Obama de construir una sólida relación económica entre Cuba y Estados Unidos.

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital