0
Publicado el 3 Marzo, 2016 por Prensa Latina en Nacionales
 
 

Vegueros cubanos por el mercado internacional de puros

Entre la gama de temas que atiende el Festival Internacional del Habano, que sesiona en la capital cubana, la producción agraria destaca por su relevancia en la cadena productiva de los cigarros Premium o hechos totalmente a mano.
Compartir

 

Máximo Pérez –primero a la derecha-, junto a un grupo de amigos, en su casa de San Juan y Martínez, en la occidental provincia de Pinar del Río. (Foto: oasisdeisa.worpress.com).

La industria tabacalera cubana tiene hoy en el proceso agrario una base sólida, tal y como lo señalan los ejecutivos locales que asisten al XVIII Festival del Habano, con sede en el Palacio de las Convenciones de la capital cubana.

Según la agencia Prensa Latina esta reunión atiende una amplia gama de temas donde la producción agraria destaca por su relevancia en la cadena productiva de los cigarros Premium o hechos totalmente a mano. Para el veguero Máximo Pérez estas son verdades casi absolutas, teniendo en cuenta su labor de muchos años en tierras de la occidental provincia cubana de Pinar del Río, la más renombrada por la calidad del tabaco, sobre todo de la capa, que requiere una particular labor.

Pérez nació en el macizo tabacalero de San Juan y Martínez (Pinar del Rio) donde labora desde los 15 años siguiendo los pasos de su familia, en la finca El Rosario de Vueltabajo, y durante este Festival atiende a muchos extranjeros interesados en su cultivo.

Con 10 trabajadores bajo su mando y una estricta mirada a las plantaciones, considera que se trata de un trabajo sumamente delicado, donde el amor del campesino decide la calidad final de la hoja.

Esas ideas las plantó ante muchos delegados del Festival, evento (29 de febrero al 4 de marzo) al que acuden más de mil 500 personas de 70 países, incluidos 59 expositores.

Obtener buena hoja requiere mucha consagración, aunque la tierra también sea bondadosa. (Foto: RAÚL ABREU/OPCIONES).

Señala el veguero que en una campaña producen 2,4 toneladas de hojas de tabaco por hectárea, por lo que en cinco hectáreas cosecha alrededor de 14 toneladas.

No obstante, Pérez considera que es necesario elevar los rendimientos, asunto que de alguna forma tiene relación con las medidas restrictivas de Washington contra La Habana, que aún se mantienen pese al restablecimiento de relaciones, cuya influencia apunta sobre todo a los insumos del campo.

El campesino explica que la tarea del semillero abarca unos 35 días y luego que se planta el tabaco, debe recogerse de 70 a 80 días, de ahí que durante ese período (obligatorio) el trabajo sea de mucha atención, una cultura agraria muy relacionada con las tradiciones, sentencia.

La corporación internacional Habanos S.A., creada en 1994, exporta a 150 países 27 marcas, que sobrepasan las 220 vitolas de salida, 350 referencias y alrededor de 80 vitolas de galera o formatos de industria, para una red de más de 140 Casas del Habano distribuidas por todo el orbe (y otros puntos).

Esta edición del Festival está dedicada a los 50 años de Cohíba, los 20 de Cuaba y a Hoyo de Monterrey. En la finca de Pérez se cultiva tabaco tanto para Cohíba como para otras emblemáticas producciones de la isla.

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina