0
Publicado el 21 Abril, 2016 por Redacción Digital en Nacionales
 
 

Abril agudiza la sequía en Cuba

En lo que va de mes el acumulado nacional de precipitaciones registra apenas el 30 por ciento de la media histórica. La provincia de Las Tunas es las más afectada

sequia_gtmoLas condiciones de sequía persisten en Cuba pues de 100 cuencas subterráneas, 83 están en situación de descenso del volumen de agua, señaló hoy un experto del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

Según Argelio Fernández, especialista de los Servicios Hidrológicos de ese organismo, la provincia de Las Tunas, en el oriente del país, es una de las más afectadas al acusar un 21 por ciento de llenado de sus embalses, y también Ciego de Ávila y Camaguey están entre las de situación menos favorable.

En conversación con la prensa especializada, el experto precisó que en lo que va de abril el acumulado nacional de precipitaciones es de 21,9 milímetros, un 30 por ciento de la media histórica.

Comentó que hay 134 municipios con acumulados inferiores al 50 por ciento de la media histórica, 98 con acumulados inferiores a 25 por ciento de ese indicador y cinco con cero lluvias.

En cuanto a la situación de los embalses, indicó que el acumulado de agua en abril -menor que el existente en marzo- está al 47 por ciento de la capacidad, hay una provincia cuyos embalses poseen un llenado por debajo del 25 por ciento y 10 registran un cómputo menor a la mitad de su capacidad.

Actualmente están afectadas por la sequía 266 fuentes de abasto, con una población asociada de unos 983 mil habitantes. De esa cantidad de fuentes, 204 están consideradas con afectación parcial y 62 totalmente.

Por su parte Liliana Dorticós, especialista principal de la dirección de Planeamiento Hidráulico del INRH, destacó que si antes de 1959 el país solo contaba con 10 embalses, hoy existen 242.

Resaltó la importancia del planeamiento hidráulico como proceso de toma de decisiones, a fin de dar respuesta a la demanda de agua para el desarrollo económico previsto.

Enfatizó en el ahorro y uso racional del líquido, que tiene un carácter multifacético al estar relacionado con su uso, además de la población, distintas instituciones y organismos como la agricultura, el azúcar, el turismo, la educación y salud pública.


Redacción Digital

 
Redacción Digital