0
Publicado el 9 Abril, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

Ante la sequía: cuidado de cuencas hidrográficas y mayor eficiencia en el riego

Con la ayuda de la población y la eliminación de los salideros en el sector residencial y estatal, tres mil 400 millones de m3 son recuperables, sin introducir técnicas de riego más eficientes

toa-baracoa.edPor Pablo Soroa Fernández/ACN

Guantánamo, 9 abr.- Las cuencas hidrográficas en estado crítico requieren eficiencia en el riego, se subrayó hoy durante el Taller Nacional sobre Sequía que sesiona en Guantánamo con expertos en la rama hidráulica procedentes de varias provincias.

“Esa política concierne a todo el país, y en especial a Guantánamo, donde radican dos de las 10 cuencas priorizadas nacionalmente para su conservación: la del Toa, y Guantánamo-Guaso”, expresó hoy el Máster en Ciencias Alfredo Correa Álvarez, delegado del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

Esa institución y la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba (UNAICC) auspician el encuentro, entre cuyos temas figura la conservación y manejo de esos accidentes hidrográficos y concluirá mañana con una visita a la planta potabilizadora del acueducto sur de esta ciudad.

Correa Álvarez explicó que desde 1960 las sequías se manifiestan con más frecuencia y duración en todo el territorio nacional por la escasez de precipitaciones, la ineficiencia en el uso del agua y la degradación de su calidad debido a la contaminación y la intrusión marina.

Mencionó que por la aplicación incorrecta del riego, los salideros y otras irregularidades susceptibles de erradicarse, anualmente se pierden tres mil 400 millones de metros cúbicos (m3) de agua.

Durante su conferencia magistral especificó que el 55 por ciento de esas pérdidas ocurren en el sector agrícola, casi el 30 por ciento en la manipulación de acueductos y el resto en canales magistrales.

Subrayó que con la ayuda de la población y la eliminación de los salideros en el sector residencial y estatal, tres mil 400 millones de m3 son recuperables, “sin introducir técnicas de riego más eficientes”.

Aclaró Correa Álvarez que hasta 2030 se vaticinan en la región del Caribe cambios en los patrones de precipitaciones, notable disminución de la disponibilidad de agua y de la productividad en el sector agropecuario, e incremento de la ocurrencia de desastres naturales, tecnológicos y sanitarios.

Entre las acciones a corto plazo figura el óptimo funcionamiento y mantenimiento de la infraestructura hidráulica nacional, incluidos los canales Zaza, Cauto Derecho en Granma, y Pedroso-Güira en Mayabeque, junto a la rehabilitación de cinco embalses con problemas técnicos, para recuperar capacidad de almacenaje del preciado líquido.

Esas represas son la Minerva, en Villa Clara; Felicidad en Sancti Spiritus, y Gramal, El Yeso y Breñosa, en Las Tunas.
La provincia sede del Taller Nacional sobre Sequía se incluye -con Maisí- entre aquellas cuyas aguas subterráneas profundas se captarán en este empeño por combatir la escasez de agua.

Participan también en la experiencia Camagüey, con el aporte de la cuenca La Guanaja, en la Sierra de Cubitas, Holguín, con Los Arroyo, fuente de abasto de la fábrica de cerveza y el poblado de Buenaventura, y Granma, con el valle del Cauto.


ACN

 
ACN