0
Publicado el 19 Abril, 2016 por Jessica Castro Burunate en Nacionales
 
 

Ecos del Congreso: Pensares in situ

Compartir

Por JESSICA CASTRO BURUNATE y DELIA REYES GARCÍA

Con el Informe Central al VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, presentado por el primer secretario del Comité Central, general de ejército Raúl Castro Ruz, se abrieron las sesiones de trabajo de la magna cita partidista el pasado 16 de abril.

Al calor de las palabras de Raúl, y las discusiones suscitadas en las comisiones, un equipo de trabajo de BOHEMIA salió a conocer las expectativas de estudiantes y trabajadores de la capital, acerca del evento.

Teniendo en cuenta la larga tradición histórica y cultural de la Universidad de la Habana (UH), los reporteros fueron a la Facultad de Filosofía e Historia, donde nos recibió el vicedecano Antonio Álvarez Pitaluga, para quien el congreso cumple el requisito histórico de hacer una revisión cíclica del desarrollo del país, para ver cuánto hemos hecho y cuánto falta por hacer.

“Las expectativas son bastantes a nivel de pueblo, porque estamos en un momento de cambios y la sociedad cubana los necesita, siempre manteniendo sus preceptos, sus principios, su razón de ser: el sentido humanista que los caracteriza.

Lo que más espera la gente es la concreción de las discusiones del Congreso en la vida cotidiana. El pueblo lo sigue por TV, discute en su centro laboral el Informe Central, lo interioriza. Pero la plasmación definitiva de eso está en la mesa del hogar, en los productos que puede adquirir en el agro, en el servicio de transporte público, en el acceso y la mejora de los servicios.

“Por razones que todos conocemos, la realidad cotidiana de Cuba, desde la crisis de los años 90, se tornó difícil, muy ardua. Y las huellas están ahí.

“También se trata de recuperar cosas que están más allá, o marchan juntas con la materialidad. Me refiero a la espiritualidad”.

A Juan Azahares Espinar, profesor de Filosofía y Teoría Política de la Universidad de La Habana, le pareció que el informe central era muy crítico, algo importante en estos tiempos. Me gustó que tocara el tema de los jóvenes, nosotros también lo fuimos cuando hicimos la Revolución; es momento de que ellos hagan la suya, sin abandonar principios”.

A la profesora Sandra Isaac Borrego, doctora en Ciencias Filosóficas, profesora de la Facultad de Filosofía de la Universidad de La Habana, le pareció muy pertinente el llamado a reforzar la enseñanza de la Historia nacional.

A criterio de la profesora Mayra Vistel Colombié, máster en Filosofía, “Se está poniendo el dedo sobre la llaga, diciendo las cosas en voz alta, para que la gente entienda lo que está pasando y por qué está pasando”.

Para el ya experimentado profesor Osvaldo Sánchez Martínez, de la Facultad de Derecho, el informe es esperanzador. “Convence con

argumentos y creo que era una necesidad debatir en esos términos. La sociedad tiene condiciones históricas, materiales y humanas para avanzar y lograr un estado de bienestar general en Cuba, sin necesidad de buscarlo en otra parte”.

Mirada desde el rectorado

En el emblemático edificio del rectorado de la UH, gentilmente accedió al diálogo Julia Iliana Deás Albuerne, vice-rectora económica del importante centro docente.

“Para nosotros son muy importantes los debates sobre la conceptualización porque es la base de todo lo que se viene haciendo, y nos va indicando el camino a seguir. La UH ha participado en los debates sobre el modelo de desarrollo, y se ha escuchado la voz de la academia. Por ejemplo, el mismo Centro de Demografía de la UH, que tiene en cuenta el envejecimiento poblacional, ha realizado aportes en la estrategia a seguir en el país”.

En el mercado artesanal

Fidel Olmos Pino, chofer arrendado.

Fidel Olmos Pino, chofer arrendado. (Foto: EDUARDO LEYVA BENÍTEZ)

Casi frente al Pabellón Cuba, en la que se conoce como Feria de 23, también se ofrecieron impresiones acerca del evento partidista.

Fidel Olmos Pino, trabajador por cuenta propia, chofer arrendado de la Base 21, en el Cerro, no pudo ver la intervención de Raúl en la apertura del VII Congreso, por estar laborando, pero expresa que las expectativas con el Congreso son grandes.

El también ingeniero industrial argumenta: “Por supuesto que todo no podrá darse de momento, requiere su tiempo. La gente espera que las cosas fluyan más aprisa, pero hay que dar pasos muy seguros, porque hay muchos intereses en juego, y tendremos que ser cuidadosos para no perder las cuestiones básicas logradas por la Revolución”.

José Valdés Delgado, mecánico A.

José Valdés Delgado, mecánico A. (Foto: CLAUDIA RODRÍGUEZ HERRERA)

Tres más tres en Ciénaga

A pocos pasos del área de explotación y mantenimiento de locomotoras de Ciénaga, está la nave de reparación de los coches motores, donde trabaja José Valdés Salgado, mecánico de aire, quien lleva 39 años lidiando con trenes.

Sobre la cita partidista señala: “Los trabajadores tenemos que apoyar las cosas que se debaten en el Congreso para poder mejorar las condiciones del país. Muchos piensan que las nuevas relaciones con los americanos nos van a resolver los problemas, pero no es así. Las cosas se resolverán con lo que seamos capaces de hacer por nosotros mismos, para que nuestros hijos y nietos tengan un país próspero”.

 

Bernardo Licea Ibañez, ingeniero eléctrico

Bernardo Licea Ibañez, ingeniero eléctrico. (Foto: CLAUDIA RODRÍGEUEZ HERRERA)

Bernardo Licea Ibáñez, electricista de equipos de tracción, expresa: “el informe central presentado por Raúl fue muy conciso. Tocó temas medulares de la economía y la sociedad, los problemas que tenemos, cómo resolverlos.

También habló de la importancia del trabajo político ideológico del Partido en los momentos actuales, y de la necesidad de incorporar a toda la población, las organizaciones de masas, a todos los trabajadores, en la lucha ideológica. Porque el imperialismo está variando sus métodos en el tratamiento a Cuba, pero persisten sus mismos intereses de desestabilizar la Revolución y acabar con el socialismo.

En opinión de Lázaro León Vázquez, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) de Ciénaga, este va a ser el Congreso más importante porque se van a actualizar los lineamientos que rigen la política del país. “Es esencial que todo el mundo tenga conocimientos de lo que ahí se debate, no solo los militantes del Partido.

Aunque ya tiene suficiente edad para la jubilación, Vicente Hernández, mecánico e innovador del taller, todavía piensa que puede seguir recuperando piezas. Al comentar sus impresiones sobre el informe valoró que muchas veces “se dan orientaciones, pero cuando vienes a la base, las cosas no pasan como se dicen en el discurso. Me paso la vida oyendo sobre ahorrarle divisas al país, pero en la concreta a pocos les interesa eso. Ahora lo que está de moda es quita y pon nuevo, ¿cuánto no botas ahí?”.

Compartir

Jessica Castro Burunate

 
Jessica Castro Burunate