0
Publicado el 14 Abril, 2016 por Heriberto Rosabal en Nacionales
 
 

El futuro en la agenda

La máxima cita de los comunistas cubanos tiene entre sus objetivos fortalecer la unidad nacional y asegurar la implementación eficaz de los Lineamientos, en pos del socialismo próspero y sostenible
Compartir

 

Por HERIBERTO ROSABAL

El VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) comienza este sábado, 16 de abril, aniversario 55 de la proclamación del carácter socialista de la Revolución, en el Palacio de Convenciones de La Habana, y sesionará hasta el martes 19, coincidiendo con la celebración de la victoria sobre la invasión mercenaria a Playa Girón, ocurrida en 1961.

Mil delegados de la organización procedentes de todo el país analizarán en ese tiempo el comportamiento de la economía nacional en el quinquenio 2011-2015; el cumplimiento de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social, aprobados por el VI Congreso en abril de 2011, y su actualización para el periodo 2016-2021.

También someterán a examen un documento teórico que recoge la conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista, y el Programa de Desarrollo Económico y Social del país hasta el año 2030.

Esos dos últimos documentos -según afirmaba en su edición del 28 de marzo último el diario Granma, órgano oficial del PCC- “enfocan el país que queremos, constituyen la expresión de la estrategia económica y social de la nación, cuya táctica para alcanzarla son precisamente los lineamientos y su implementación.

“No significan algo diferente en el camino emprendido, sino un escalón superior que se apoya en lo consultado y discutido con toda la militancia y el pueblo”, añadía el rotativo.

Los participantes en el cónclave analizarán también el estado de cumplimiento de los Objetivos de trabajo aprobados en la Primera Conferencia Nacional del Partido, efectuada en 2012.

El VII Congreso, como establecen los estatutos de la organización política, elegirá al Comité Central del Partido, y de entre los integrantes de este, al Buró Político y al Secretariado, así como al primero y segundo secretarios.

De acuerdo con la información publicada antes de la cita, el 21 por ciento de los lineamientos que acordó el VI Congreso ya han sido implementados, el 77 por ciento están en proceso y un dos por ciento no han sido ejecutados.

Respecto a ese balance, se plantea, es preciso tener en cuenta “que una parte importante de las transformaciones más complejas comenzó a implementarse en 2014 y 2015, y recién comienzan a verse sus frutos iniciales”.

Los Lineamientos -que suman 313 y en su momento fueron discutidos y consensuados con el pueblo- centran su atención en la actualización del modelo cubano de desarrollo económico y social, cuyo objetivo, según ha proclamado el primer secretario del Partido y presidente de los consejos de Estado y de Ministros, general de ejército Raúl Castro Ruz, es la búsqueda de un socialismo próspero y sostenible.

El proceso previo al Congreso

Las discusiones de los mil delegados asistentes al VII Congreso tienen su precedente cercano en las asambleas de balance de las organizaciones de base, y de los comités municipales y provinciales del Partido, que tuvieron como norma en el caso de estas últimas publicar íntegramente en medios de prensa locales los informes sometidos al examen de los asambleístas.

Según explicó igualmente Granma, “los documentos que se llevan al Congreso son el resultado de una elaboración colectiva en la que participaron decenas de funcionarios, investigadores de las ciencias económicas y sociales, y profesores”.

También fueron objeto de análisis en dos plenos del Comité Central, a fin de perfeccionarlos, y luego sometidos a consulta, en todas las provincias, con los mil delegados al Congreso y más de tres mil 500 invitados de distintos sectores, incluyendo no militantes, quienes hicieron propuestas para enriquecer su contenido.

Esos procedimientos fueron explicados por el diario ante inquietudes de militantes del Partido, y no militantes, que preguntaron por qué esta vez no se previó un proceso de discusión semejante al de hace cinco años, en torno a los Lineamientos.

Entonces, entre diciembre de 2010 y febrero de 2011, el proyecto original de los Lineamientos fue discutido por más de 8,9 millones de cubanos y cubanas, que en más de 160 mil reuniones vertieron opiniones y propuestas de las cuales resultó la modificación del documento en casi un 70 por ciento.

Granma consideró la expresión de las preocupaciones respecto al método aplicado para este VII Congreso como muestra de la democracia y la participación que caracterizan, intrínsecamente, el socialismo que se construye en Cuba.

El Partido de la nación cubana

El PCC realizó su primer congreso en diciembre de 1975. Luego tuvieron lugar el segundo, en igual mes de 1980; el tercero, en febrero de 1986, con una sesión diferida en diciembre de ese mismo año; el cuarto, en octubre de 1991; el quinto, en octubre de 1997 y el sexto, en abril de 2011.

Todos han sido realizados en La Habana, excepto el cuarto, que tuvo como escenario a la ciudad heroica de Santiago de Cuba. Hasta el quinto fue electo primer secretario el Comandante en Jefe y líder de la Revolución, Fidel Castro Ruz, quien celebrará en agosto próximo su cumpleaños 90.

El general de ejército Raúl Castro Ruz, hasta entonces segundo secretario, fue elegido primer secretario en el VI Congreso.

La séptima edición de la principal reunión de los comunistas cubanos se realiza en un escenario signado desde finales de 2014 por el restablecimiento de vínculos diplomáticos entre Cuba y Estados Unidos, la voluntad declarada por los gobiernos de ambos países de trabajar por la normalización de relaciones en el sentido más amplio, y el acercamiento mayor del resto del mundo hacia Cuba, motivado en parte por esta nueva circunstancia.

“El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista leninista, vanguardia organizada de la nación cubana es la fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista”, plantea el artículo cinco de la Constitución cubana, aprobada en 1976 por el 97,7 por ciento de los votantes, en un referendo en el que participó el 98 por ciento del electorado.

La organización política fue fundada el 3 de octubre de 1963, cuando quedó constituido su primer Comité Central. Entonces, en la ocasión solemne, el Comandante en Jefe Fidel Castro leyó, para Cuba y para el mundo, la carta de despedida del comandante Ernesto Che Guevara.

Antes, en 1961, al unificarse las principales fuerzas revolucionarias -Movimiento 26 de Julio, Partido Socialista Popular y Directorio Revolucionario 13 de Marzo- habían sido constituidas las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI), que luego del análisis de sus logros y de errores de sectarismo de algunos de sus dirigentes, serían sustituidas, en 1962, por el Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba (PURSC).

El VII Congreso, que ahora comienza sus deliberaciones, tiene entre sus principales responsabilidades fortalecer la unidad de la nación cubana, conseguida tras dos guerras independentistas en el siglo XIX; medio siglo de república neocolonial y luchas populares, en particular obreras y estudiantiles, y de una última etapa de lucha por la definitiva liberación nacional, concluida con el triunfo popular en enero de 1959.

También deberá adoptar las decisiones necesarias para asegurar la implementación eficaz de los Lineamientos, y con esta, la marcha sin apresuramientos, pero constante, como ha dicho Raúl, en pos del socialismo próspero y sostenible.

  

Compartir

Heriberto Rosabal

 
Heriberto Rosabal