0
Publicado el 8 Abril, 2016 por Raul Medina Orama en Nacionales
 
 

ENCICLOPEDIA CUBANA: Cuatro que traen mil 

Un texto humanista que ha sido posible por el apoyo del presidente Raúl Castro y del primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel, entre otras personalidades
Compartir

 

“Es la primera vez que en Cuba se culmina una obra de divulgación científica con tantas respuestas precisas, concisas e interesantes”, dijo a BOHEMIA el coordinador general, doctor Carlos Sánchez (izquierda). A su lado, el doctor Francisco Figaredo, coordinador de Sociedad.

“Es la primera vez que en Cuba se culmina una obra de divulgación científica con tantas respuestas precisas, concisas e interesantes”, dijo a BOHEMIA el coordinador general, doctor Carlos Sánchez (izquierda). A su lado, el doctor Francisco Figaredo, coordinador de Sociedad.

Por RAÚL MEDINA
Fotos: LEYVA BENÍTEZ

El resultado de cientos de especialistas buscando, durante un lustro, la mejor manera de comunicar los asuntos complejos del hombre y la naturaleza, podrá leerse este año cuando se distribuyan los cuatro tomos de Mil preguntas, mil respuestas.

En la “primera gran Enciclopedia Cubana” -como la definen sus creadores- se podrá conocer sobre los “ladrillos” y los confines del universo, nuevos materiales (minúsculos algunos, y hechos aquí); cómo se vería el Capitolio de La Habana durante un invierno nuclear, religión, el hombre-rayo cubano, en qué consiste la vida, y así hasta llegar al millar, a razón de 250 cuestiones por cada libro.

En una presentación a la prensa nacional en la Editorial Universitaria Félix Varela, el coordinador general, doctor en ciencias Carlos Sánchez, también la catalogó como un “anhelo de la educación cubana, un texto humanista” que ha sido posible por el apoyo del presidente Raúl Castro y del primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel, entre otras personalidades.

Sánchez -matemático de profesión- respaldó con la preparación de sus redactores la calidad de los contenidos de Mil preguntas, mil respuestas: “el 65 por ciento tiene el grado máximo superior de la comunidad científica cubana, y el 35 por ciento restante posee un prestigio avalado por maestrías, postgrados y años de experiencia en el trabajo científico y técnico”.

Los tomos que conforman la Enciclopedia estuvieron coordinados por los doctores en ciencias Ernesto Altshuler Álvarez (Universo), Armando Rangel Rivero (Vida), Edwin Pedrero González (Invenciones) y Francisco H. Figaredo (Sociedad).

“En vez de hablar de Física en strike, ponemos ejemplos de la cotidianidad cubana, publicamos caricaturas, chistes, y fotos inéditas y curiosas“, explicó el doctor Ernesto Altshuler, coordinador del tomo Universo.

“En vez de hablar de Física en strike, ponemos ejemplos de la cotidianidad cubana, publicamos caricaturas, chistes, y fotos inéditas y curiosas“, explicó el doctor Ernesto Altshuler, coordinador del tomo Universo.

Addis Maricela Pico, directora de la casa de publicaciones universitaria, considera a la enciclopedia cubana “la oportunidad de esta editorial” y la tarea de mayor envergadura de sus catálogos. “Lo impreso hasta ahora, 3 000 estuches, tendrá como destino a todas las bibliotecas públicas y escolares del país”, añadió.

Además de la Félix Varela -y científicos y académicos de varias instituciones del país- en la enciclopedia participaron la Editorial Pueblo y Educación y un joven equipo del Instituto Superior de Diseño (ISDI) liderado por la profesora Daylin Valladolid. También se involucraron los ministerios de Educación Superior; Educación, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Salud Pública, Cultura y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Ante una pregunta de BOHEMIA, la directora de la editorial  Félix Varela declaró que cuando comience a comercializarse Mil preguntas, mil respuestas, deberán adquirirse el estuche con los cuatro tomos “a un precio aún por determinar”.

También refirió a la revista que se evalúa la opción de difundirla de manera digital, algo que estimamos hubo de hacerse antes para ensanchar el cauce de tan necesario texto. En este mundo del tercer milenio, el conocimiento ya no dormita en un solo soporte: circula por múltiples plataformas a cada instante, a toda hora.

 

Compartir

Raul Medina Orama

 
Raul Medina Orama