0
Publicado el 17 Abril, 2016 por Redacción Digital en Nacionales
 
 

Militantes comunistas evalúan el trabajo de la organización

comision-congreso-pccEl trabajo político-ideológico, en particular con los jóvenes; la función del Partido, el internacionalismo, la importancia de la ciencia, la tecnología y la innovación tecnológica, entre otros temas, motivaron reflexiones de los delegados e invitados, en la continuación del debate de la comisión uno del 7mo. Congreso del Partido.

Juan Miguel García, de la provincia de Mayabeque, apuntó, por ejemplo, que en la labor política e ideológica, en el caso específico del Partido y las organizaciones de masas, hay que remitirse en primer lugar a los objetivos aprobados por la Primera Conferencia Nacional de la organización política.

Otra delegada del mismo territorio, Belkys Rodríguez, remitiéndose a orientaciones dadas en momentos anteriores por el Comandante en Jefe Fidel Castro, expresó que al Partido le toca controlar, no ser paternalista, tener valentía política, enfrentar lo mal hecho, y así debe obrar cada militante.

Mariela Castro expresó que estamos ante el reto de crear los mecanismos del socialismo cubano para alcanzar lo que nos hemos propuesto, porque cotidianamente surgen obstáculos para realizar la política del Partido, a veces dentro de la misma organización, y hay que hacer conciencia en tal sentido; crear condiciones para que los jóvenes aprendan a participar y para desarrollar el sentido de ser ciudadanos, en el socialismo.

Hay mucho que hacer desde el punto de vista comunicativo, educacional, agregó, para llevar a la práctica esas y otras ideas del informe central, y lograr las transformaciones que queremos.

Pidió, además, que la norma en cuanto a las edades para ingresar a los órganos de dirección del Partido y ocupar cargos en estos no se convierta en camisa de fuerza, teniendo en cuenta que somos una población que envejece cada vez más y propuso mantener siempre el diálogo intergeneracional dentro de la Revolución.

Por el intercambio de los núcleos del Partido con los jóvenes en cada lugar, abogó una delegada de Sancti Spíritus, quien propuso también ese método para conocer sus inquietudes, inclinarlos al conocimiento de la historia nacional; incluirlos en la política de cuadros y trabajar para que asuman cargos de dirección, así como formar y fortalecer en ellos los mejores valores.

Bárbara Acevedo, de Cienfuegos, recomendó llevar el Informe Central presentado por Raúl al Congreso, a toda la población, incluidos los jóvenes, y que se escuchen los puntos de vista de estos.

Con más amplitud, Frank Echevarría, delegado por Pinar del Río, observó que no solo con los jóvenes hay que hablar, sino también con personas a veces muy adultas, quienes de cara a la sublimación del capitalismo a la cual se refirió antes Abel Prieto, desconocen la historia nacional y la obra presente de la Revolución.

Hay que enseñar las verdades y los hechos ante el hipercriticismo y cierta amnesia histórica, expresó Echevarría.

Miguel Díaz-Canel, miembro del Buró Político, acotó que la Revolución tiene una obra y no es solo pasado, sino también presente y futuro, y son los revolucionarios quienes tienen que defenderla.

Acevedo se refirió también al tema del mercado como muestra de cuán atentos hay que estar tanto a la teoría como a la experiencia práctica, propia y de otros, a fin de evitar errores.

Hay que ver bien cómo regularlo, señaló, pues ahora mismo en Cuba nos ha demostrado que además de la cara que puede estimular la producción y liberar fuerzas productivas, tiene otra, la de la especulación, como se ha visto con los productos del agro.

No hay que pretender regularlo todo, pero sí aquello que vaya frontalmente contra los intereses del pueblo, sin dilaciones, aseveró.

Este domingo concluye el trabajo en comisiones del 7mo. Congreso del Partido y mañana lunes continúa el trabajo en plenario, donde los 995 delegados presentes y los 280 invitados conocerán de la candidatura al Comité Central del Partido.


Redacción Digital

 
Redacción Digital