0
Publicado el 24 Junio, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

Doce días después, pescadores aún buscan lancha arrebatada por un tiburón

El insólito hecho ocurrió en Santiago de Cuba. El escualo tenía el mismo largo de la embarcación, casi cinco metros, y cuando fue arponeado se sumergió bajo la lancha, la volteó y comenzó a arrastrarla dejándolos a la deriva hasta que siete horas más tarde fueron rescatados
Yoandri López, marinero de 35 años, uno de los tres náufragos de la embarcación chernera de pesca hundida por el embate de un tiburón toro, a más de cinco millas de las costas de Aserradero en el municipio de Guamá, en Santiago de Cuba, cuenta su relato a la Agencia Cubana de Noticias (ACN), el 24 de junio de 2016. ACN FOTO/Miguel RUBIERA JUSTIZ/

Yoandri López,. FOTO/Miguel RUBIERA JUSTIZ/

Santiago de Cuba, 23 jun (ACN) En la costa sur oriental de la provincia de Santiago de Cuba tres pescadores continúan buscando su embarcación arrebatada por un tiburón toro y tras 12 días del inusual suceso solo trajeron del mar un remo.

Yoandri López, marinero de 35 años en la base de pesca de Aserradero, del municipio costero de Guamá, relató que en aguas oceánicas en plena faena de captura con palangre, el agresivo animal, que suele vivir cerca de áreas muy pobladas, “volteó de campana” la lancha dejándolos a la deriva.

Los pescadores cuentan que todo sucedió muy rápido. El escualo tenía el mismo largo de la embarcación, casi cinco metros, y cuando fue arponeado se sumergió bajo la lancha, la volteó con un fuerte movimiento, y comenzó a arrastrarla.

En escasos segundos los hombres solo pudieron extraer los salvavidas y la nevera, que por estar forrada de poliespuma podía ayudarlos a flotar.

Todos pensamos que el tiburón regresaría a agredirnos, dijo aún afligido, el patrón de la embarcación Amauri Martínez. Después nadamos siete horas hasta que otra “chernera” de la propia base nos  rescató.

Bertha Lidia González, representante de la empresa pesquera Santiago en la Base de pesca de Aserradero, brindó apoyo desde tierra en el rescate de los tres pescadores que naufragaron por el ataque de un tiburón toro a más de cinco millas de las costas de Aserradero en el municipio de Guamá, en Santiago de Cuba. 24 de junio de 2016. ACN FOTO/Miguel RUBIERA JUSTIZ

Bertha Lidia González brindó apoyo desde tierra en el rescate de los tres pescadores . ACN FOTO/Miguel RUBIERA JUSTIZ

Bertha Lidia González, representante de la Empresa Pesquera Santiago (PESCASAN), dijo que los 76 obreros de la cooperativa todavía tienen esperanzas de encontrar ese medio de trabajo, por eso se mantienen muy atentos en cada salida al mar.

Ese colectivo, que utiliza ocho embarcaciones de motores para la pesca de altura o pelágica y cinco de remos con equipos chicos, entrega sus capturas a pescaderías del territorio para comercializarla entre la población y la gastronomía, y las especies de mayor captura son agujas, rabirrubias, pargo, jurel, macabí y tiburón.

Las 12 cooperativas de este tipo en Santiago de Cuba recibieron  artes de pesca, cinco barcos con motores japoneses y otros materiales que permitieron construir nuevos muelles, entre esos el de Aserradero.

Un proyecto de la Asociación Cubana de Protección Animal (ACPA) para mitigar los daños del huracán Sandy (2012), permitió esas mejoras que se revierten en alimentos y para la segunda fase ya implementan el uso de un carro refrigerado para la distribución.

Sin embargo, los pescadores esperan encontrar la “chernera” arrebatada por el enorme escualo, y en caso de que no lo logren afirman que bautizarán con el nombre de Tiburón Toro a la próxima embarcación que reciban en las aguas de esa base del municipio de Guamá.

Según  Bertha Lidia, el tiburón toro es una especie muy abundante en la zona, y se le puede encontrar también en aguas salobres y dulces, e incluso se aventura a andar por ríos y afluentes.

En esta época del año es frecuente encontrarlo cerca de las costas de Cuba, en busca de aguas más cálidas, por lo cual los lugareños lo avistan en cerca del litoral.


ACN

 
ACN