0
Publicado el 22 Junio, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

Tal vez no haya sepultura para un guerrero del periodismo cubano

Homenaje Póstumo al fallecido periodista cubano Juan Luis Marrero. Foto ACN

Homenaje Póstumo al fallecido periodista cubano Juan Luis Marrero. Foto ACN

Por Kaila Picart Rodríguez y María Lucía Expósito González, estudiantes de Periodismo
La sede de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec), en esta capital, se vistió de luto hoy para rendir homenaje póstumo al profesor y Premio Nacional de Periodismo José Martí, Juan Marrero González, quien falleció el sábado último a consecuencia de una afección cardiovascular.

Al encuentro asistieron desde amigos con anécdotas interesantes de la que fue partícipe, colegas que resaltaron su marcada modestia, sencillez y profesionalismo, hasta estudiantes y familiares, quienes entre lágrimas no pudieron dejar de construir su memoria.

Ángela Orama, su compañera de vida, leyó mensajes de sus hijos y narró aspectos de su común vivir, como el interés de Marrero por investigar sobre la historia del Periodismo en Cuba, sin percatarse de que él ya estaba marcando un hito en ella.

Podría tocarse el alma de Marrero como un integrante más de una sala abarrotada; sentirse sus pisadas en pasillos, que por la multitud se confundían con un día de fiesta, o verlo sentado en su buró gozando de un partido de beisbol o softbol.

Su hija Yoana dijo que aún acostumbra entrar en la habitación de su “papito lindo”, apodo que cariñosamente le dio el tiempo y su faceta de padre ejemplar,  cuando confesó revisar su maletín y sorprenderse de verlo listo todavía repleto de trabajos periodísticos, como si supiera que volvería a juntar esas piezas y conformar otro de sus libros inconclusos.

“Nunca dejé de enorgullecerme por haber compartido contigo. Asumo que no estoy preparada para asimilar que jamás te sentarás en tu sillón ni que dejes de escuchar mis te quiero”, expresó Yoana.

upec-homaneje-marreroEn el encuentro se recordó que este fundador de la agencia Prensa Latina en 1959, del periódico Granma en 1965 y encargado de la página internacionales,  fue un periodista descomunal, versátil, un  jefe que no toleraba las pifias ni la mediocridad, ágil, sereno, un defensor de la verdad y la justicia.

Como Presidente de la Comisión Nacional de Ética de la Upec, supo merecer el respeto y admiración del gremio, y Aixa González, vicepresidenta primera de la organización, comentó: “No lo voy a recordar llorando, en los últimos tiempos traté de mortificarlo bastante, en el buen sentido de la palabra, para alegrar sus días y estoy segura de que seguirá presente entre nosotros”.

El único modo de perpetuar a Juan Marrero es hacer lo que él hizo o superarlo, dijo Antonio Moltó, presidente de la Upec, además de  considerarlo “un gallo de pelea inclaudicable;  a quien no lo recordaremos con retórica, sino organizándonos entorno a sus ideas”.

En las palabras finales el también Premio Nacional de Periodismo José Martí, José Alejandro Rodríguez, integrante de la Presidencia nacional de la organización, aseveró que hoy se afianza Juan Marrero, símbolo de lealtad incansable, referente por excelencia del llamado Periodismo “con las botas puestas”.

Al final de la ceremonia familiares y colegas le rindieron guardia de honor.


ACN

 
ACN