0
Publicado el 2 Junio, 2016 por María Victoria Valdés Rodda en Nacionales
 
 

TURISMO: El Caribe que nos baña

 

Mar Caribe

El poeta colombiano Julio Flórez (1867- 1923), le cantó estos versos al Mar Caribe ”(..) Y te oigo respirar, monstruo gigante, que a los siglos atado te estremeces con estremecimientos de bacante (..)” (albumfotos.com)

Por MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA

Azul, mucho azul, es lo primero que se piensa cuando a uno le preguntan “¿cómo imaginas las vacaciones?”. Y es que la vinculación del ser humano con el mar es un verdadero misterio. A los isleños de esta parte del mundo, asociar el descanso con las olas y sus vaivenes es referencia obligada por hábitos de donde pasar el mejor tiempo libre desde que se es niño. Igual influjo psicológico tiene el vocablo descanso en el resto del Planeta, de ahí las elevadas cifras de turistas que viajan cada año a la región.

Nosotros, podemos hacer gala del Caribe como un mar abierto tropical del océano Atlántico, situado al este de América Central y al norte de América del Sur, cubriendo la superficie de la placa del Caribe que hace las delicias de los nativos y los visitantes extranjeros. Aprovechar esas bendiciones de la naturaleza ha sido una estrategia más que inteligente como apoyo del desarrollo local y de cada una de las naciones implicadas en la llamada industria sin humo. A eso ha contribuido por ejemplo que el Caribe ha sido visto por siglos como el escenario de inspiración de diversas obras literarias y películas relacionadas con piratería y fantasía, género en donde se destacan autores, según Wikipedia, como Daniel Defoe y Robert Louis Stevenson. La vida y costumbres de los habitantes del Caribe también ha sido representada en obras literarias del novelista cubano Alejo Carpentier, del dominicano Juan Bosch, del santaluciano Derek Walcott y del colombiano Gabriel García Márquez. A ello se le suma que la región del Caribe es cuna de diversos ritmos musicales como el reggae y el ska procedentes de Jamaica, el merengue y la bachata de República Dominicana; el calipso de Trinidad y Tobago; y más recientemente el reggaeton que comparte sus orígenes entre Puerto Rico y Panamá, y qué decir del son, originario de Cuba; la cumbia, el porro y el vallenato de la costa del Caribe colombiano.

La capital cubana acogió a más de 1,6 millones de tu-ristas extranjeros el pasado año, casi la mitad de los más de 3,5 millones de viajeros que llegaron al país caribeño.

La capital cubana acogió a más de 1,6 millones de turistas extranjeros el pasado año, casi la mitad de los más de 3,5 millones de viajeros que llegaron al país caribeño.(static.hosteltur.lat)

De manera que todo este conjunto de bondades tanto físicas como espirituales convencen a más de uno a la hora de hacer las maletas y prever postales de recuerdos. Además, el transporte que se privilegia son los cruceros, los cuales  son mucho más económicos y atractivos que un pasaje de avión, entre otras cosas porque se pueden escoger más de un destino en una misma ruta. Cuba inauguró recientemente esta modalidad a propósito del inicio de las relaciones con los Estados Unidos, destino que no obstante este paso todavía se le prohíbe emitir turistas como tal.

Beneficios en una maleta

Un estudio de la Organización Regional de Turismo (ORT), reveló que en el 2015 se registró un alza del seis por ciento de visitantes extranjeros en las Islas del Caribe. El auge de visitantes de otros países a las islas del Caribe se constató por los 7,9 millones de personas, en su mayoría de origen estadounidense y canadiense. Entre las islas de mayor preferencia se encuentran Martinica, Puerto Rico, Antigua y Barbuda y Jamaica, y desde este 2016 hay que sumarle los altos niveles en Cuba.

El titular de la ORT, Richard Sealy reveló que está en debate nuevas propuestas para atraer más turistas a esa zona de la región, y por ende aumentar los ingresos en el sector turismo y abrir nuevos mercados en Latinoamérica y Asia. Para ello, los gobiernos de la subregión impulsan políticas y estrategias en el área de industrias sin chimeneas por concentrar la mayor cantidad de empleos y recursos económicos.

Cuando se piensa en el Caribe como destino de espar-cimiento, se le asocia a la alegría.

Cuando se piensa en el Caribe como destino de esparcimiento, se le asocia a la alegría. (www.cosmoservice.cl)

Por ejemplo, La capital cubana acogió a más de 1,6 millones de turistas extranjeros el pasado año, casi la mitad de los más de 3,5 millones de viajeros que llegaron al país caribeño durante ese ejercicio, según indicó la delegada del Mintur en La Habana, Sonia Beltrán, en la 36 Feria Internacional del Turismo, “FitCuba 2016”. Actualmente la ciudad de La Habana dispone de 11 mil 309 habitaciones distribuidas en instalaciones hoteleras, villas y casas, que representan el 20 por ciento de la capacidad de alojamiento en el sector turístico del país, precisó la fuente. A esas cifras se suman unas mil 900 casas de arrendamiento y cuatro mil 700 habitaciones de alquiler, que son operadas por privados, apuntó la directiva citada por la agencia Prensa Latina.

Datos proporcionados por la cubana Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), el turismo aportó a Cuba divisas por más de mil 940 millones en 2015, una cifra que representó un crecimiento de 10,7 por ciento en los ingresos del segundo renglón de la economía de la isla. Los mayores aportes a la industria del turismo en Cuba durante el año pasado los registraron la gastronomía y el servicio de alojamiento, con un indicador de menor alza (6,5 por ciento) en comparación con 2014.

El informe, confeccionado con las cuentas de las entidades estatales adscritas al Ministerio de Turismo (Mintur), también señaló que la tasa ocupacional en las instalaciones turísticas fue de 49 por ciento, un 6,5 por encima a la registrada con anterioridad. Canadá mantiene la condición de líder entre los países de mayor emisión de turistas al país caribeño, con 173 mil 727 visitantes. A ese mercado emisor le siguen Italia, con un aumento del 77,1 por ciento, Alemania, Francia, Inglaterra y España.

El Festival del Caribe o Fiesta del Fuego, es un evento internacional artístico, académico y de espacios co-munitarios, que se celebra anualmente en la ciudad de Santiago de Cuba, y cuyo fundador fue Joel James.

El Festival del Caribe o Fiesta del Fuego, es un evento internacional artístico, académico y de espacios co-munitarios, que se celebra anualmente en la ciudad de Santiago de Cuba, y cuyo fundador fue Joel James.(www.lahabana.com)

Y de normalizarse completamente las relaciones con Estados Unidos, el turismo desde esa geografía sería otro logro de la Revolución cubana. En ese sentido este 26 de mayo, la agencia española EFE, reportó que una mayoría del Senado norteamericano respalda una ley que eliminaría las restricciones que impiden a los estadounidenses a viajar a Cuba y permitiría el turismo a la isla, lo que podría llevar a su aprobación en los venideros dos meses, pronosticó la coalición contra el Bloqueo “Engage Cuba”. Una vez aprobada en el Senado, la medida tendría que pasar por la Cámara de Representantes, donde hay un proyecto similar presentado el año pasado.

En el resto de las naciones del Caribe, los turistas americanos campean a sus anchas de lo cual se deriva la importancia económica de la actividad turística por encima del 16 por ciento de su producto. Por ejemplo, la isla de Santa Lucía recibe al año ingresos por turismo que superan 31 por ciento de su producto interno bruto (PIB), mientras que en las Bahamas y Antigua y Barbuda los turistas gastan el equivalente a 29 por ciento del PIB de esos países. Estas tres naciones del Caribe encabezan el ranking de participación de consumo turístico receptor en la región, según cifras dadas a conocer por la CEPAL en su publicación América Latina y el Caribe: indicadores macroeconómicos del turismo.

Por la vida

Sabido es que el sector turístico juega un papel crucial en muchas economías de la región, desde el punto de vista de la creación de empleo y de producción, así como en la generación de divisas. La cuestión está ahora en ampliar su perfil y hacer que la condición de Sol y Playa no eclipse otras actividades significativas de nuestros pueblos como lo pueden ser las conquistas sociales y la plenitud de una cultura, que al decir de Joel James Figarola, es dinámica por su heterogeneidad, siendo precisamente la búsqueda de su identidad la que la hacen ver como inacabada, y eso le confiere un toque de misterio y peculiaridad que los llegados de afuera quieren descubrir. En la cultura caribeña, según James, predomina la práctica sobre el pensamiento abstracto, y eso da una sensación de inmediatez, de que la vida se nos puede escurrir como arena entre las manos y por eso hay que vivirla a plenitud en esa bocanada de oxígeno que nos llega de este mar Caribe que nos baña.

 


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda