0
Publicado el 6 Julio, 2016 por Heriberto Rosabal en Nacionales
 
 

ASAMBLEA NACIONAL: Evalúan efecto de medidas a favor del peso

Quedó claro que el objetivo principal es incrementar el valor del peso (CUP); que no habrá por ahora más rebajas, pues decidirlas requiere aumentar la producción, y la prioridad será sostener la oferta suficiente y estable de lo rebajado
Gustavo Rodríguez Rollero), ministro de la Agricultura, durante su intervención en la discusión del tema: Impacto en la población de las medidas adoptadas para elevar el valor del peso cubano.

Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura, durante su intervención en la discusión del tema: Impacto en la población de las medidas adoptadas para elevar el valor del peso cubano. (FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ/ACN)

Por HERIBERTO ROSABAL

El impacto de las medidas aplicadas desde inicios de año para elevar el valor del peso cubano fue analizado en sesión conjunta de las comisiones permanentes de Asuntos Económicos, Atención a los Servicios y Agropecuaria, de la Asamblea Nacional.

Los diputados de esos grupos se pronunciaron sobre un informe, resultado de su propia fiscalización, en el que señalan limitaciones con el transporte de productos agropecuarios; falta de identificación de los mercados donde estos se comercializan; pesas no certificadas y pizarras informativas que no cumplen su objetivo de proteger a los consumidores.

También refieren dudas de la población en cuanto a precios anteriores y actuales, reclamos de mejor información; demandas de depreciar productos como los de aseo y expectativas acerca de si se mantendrá o no la medida, y si aumentará su alcance.

Del intercambio de los legisladores con los ministros de Finanzas y Precios (MFP), Comercio Interior (Mincin) y Agricultura (Minagri) quedó claro que el objetivo principal es incrementar el valor del peso (CUP); que no habrá por ahora más rebajas, pues decidirlas requiere aumentar la producción, y la prioridad será sostener la oferta suficiente y estable de lo rebajado.

Lina Pedraza, titular del MFP, precisó que no se trata de rebajas, sino de nuevos precios resultantes de la disminución del índice de formación de estos, que por tiempo fue de 240 por ciento, en la red comercial en divisas. En ese índice se considera lo que invierte la empresa comercializadora en comprar lo que vende, el pago de impuestos, los gastos operacionales y la ganancia.

Agregó que la venta de algunos productos incluidos en la medida se ha triplicado, pese a contar con la misma cadena logística y otras condiciones similares a las de antes, lo que requiere seguimiento de organismos y consejos de la administración en provincias y municipios antes de dar nuevos pasos.

Diputados de Matanzas, Santiago de Cuba, La Habana, Holguín y Artemisa, entre otros, interpelaron a los ministros sobre garantías de los suministros; cumplimiento de lo dispuesto para contratación y comercialización de producciones agrícolas; aseguramientos y precios de insumos para garantizar estas; certificación de medios de pesaje y protección del consumidor.

Gustavo Rodríguez, ministro de Agricultura, informó sobre déficits en producción de papa y tomate, como ejemplos recientes de incumplimientos por sequía unas veces y exceso de lluvia otras. También, en el maíz convenido con los productores de carne de cerdo, cuya falta puso en riesgo la masa de preceba, y que no obstante les será pagado.

En la producción lechera, sin embargo -agregó el funcionario al responder una de las preguntas-, se supera el plan del semestre en casi 30 millones de litros y se registra un crecimiento de más de 40 millones de litros respecto a igual periodo del año anterior. Así resulta, pese a dificultades como la falta de unas diez mil cántaras, que no fue posible fabricar en el país y habrá que importar.

“La cuestión es ponerse todos de acuerdo en cada territorio para evitar que esas producciones se desvíen”, dijo un diputado, mientras otro reforzó que la contratación es la vía para evitar la comercialización ilegal, y un tercero, antes, abogó por revisar precios de los insumos para la producción agrícola, que al ser altos aumentan los costos e influyen en el alza de precio al consumidor.

Los parlamentarios reclamaron mejor información pública sobre estos temas, aplicación de contratos, atención a medios de pesaje; uso óptimo del transporte de carga incluyendo el privado -cuyo uso se objeta-  y acciones enérgicas contra los especuladores.

La titular del Mincin, Mari Blanca Ortega, explicó que ese organismo rige la comercialización, tanto en divisas como en moneda nacional, de los productos a los que se disminuyó el  precio. Agregó que en el caso de la segunda hubo que sumar el pollo al arroz y al chícharo, que ya se vendían, y al efecto hubo que crear condiciones, de refrigeración y medios de pesaje, entre otras.

Ortega suscribió la necesidad de mejorar la información como parte de la protección al consumidor y enfatizó en que distorsiones e ilegalidades deben ser atendidas y resueltas, en primer lugar, en cada territorio, con la participación de todos los responsables.


Heriberto Rosabal

 
Heriberto Rosabal