0
Publicado el 6 Julio, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

Demanda el actual contexto la eliminación definitiva de ilegalidades

Alejandro Gil, viceministro primero de Finanzas y Precios, consideró que este resulta asunto complejo, cuya solución requiere pasar, colectivamente, del lema a la práctica, pues es imposible lograr una economía eficiente y favorecer la prosperidad para todos, si no se elimina ese dañino problema
Sesiones de trabajo de las comisiones del Parlamento cubano.

Los diputados insistieron en la necesidad de aplicar la ley de forma ejemplarizante ante casos de corrupción, y así evitar falsas creencias de que existe impunidad. (Foto: MARCELINO VÁZQUEZ HERNÁNDEZ/ACN).

En momentos en que el país está llamado al estricto ahorro, la lucha contra la corrupción e ilegalidades no puede ser un slogan, sino una práctica constante, en pos de preservar el uso de los recursos, en función del desarrollo de la economía y el bienestar de la sociedad, informa la ACN desde el Palacio de Convenciones.

Así concordaron hoy diputados de la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), durante el análisis de las ilegalidades y manifestaciones de corrupción que todavía persisten en determinadas empresas y unidades y ocasionan daños millonarios a la economía nacional.

Alejandro Gil, viceministro primero de Finanzas y Precios, consideró que este resulta  asunto complejo, cuya solución requiere pasar colectivamente, del lema a la práctica, pues es imposible lograr una economía eficiente y favorecer la prosperidad para todos, si no se elimina ese dañino problema.

Ilustró que cada año el Presupuesto del Estado destina más de 50 mil millones de pesos para las actividades presupuestaria y empresarial,  montos que “todos debemos cuidar”, lo cual demanda un mayor control interno y velar por el uso correcto de los recursos públicos.

Hay que prepararse bien para hacer una fiscalización profunda, en aras de ir a la raíz de los problemas, subrayó Gil al destacar operaciones que requieren de un seguimiento oportuno y constante como los pagos anticipados y el exceso de inventarios.

De acuerdo con el informe presentado ante los legisladores por la Contraloría General de la República, el 43 por ciento del total de los hechos delictivos reportados en 2015 se relacionaron precisamente con el desvío de recursos.

Armando Contreras, diputado por La Habana, manifestó que se deben resolver de una vez los orígenes de las ilegalidades, cuyo surgimiento evidencia grietas en los sistemas de control interno.

Sobre ese concepto casi todo está escrito, la debilidad radica en quienes lo implementan, valoró, al tiempo que destacó entre las principales causas la vulnerabilidad de los sistemas informáticos, y el poco uso de la contabilidad y los costos como un instrumento para la administración.

Deficiencias en la planificación del trabajo y en la organización son otras carencias que provocan el surgimiento de hechos de corrupción, según argumentó Regla Martínez, diputada por Guantánamo.

La ocurrencia de ilegalidades es síntoma del trabajo débil de los cuadros y las organizaciones del centro donde sucede, abundó Martínez, quien considera que necesariamente existe una relación entre actualizar el modelo económico y eliminar la corrupción.

Ramón Labañino, Héroe de la República de Cuba, enriqueció el debate al plantear que las indisciplinas e ilegalidades son también un asunto de conciencia social, que exige fortalecer la ética y la moral.

Cada cubano debe ser un guerrero contra la corrupción y la indecencia pública, afirmó y acotó que, en ese sentido, el obrero tendrá que sentirse verdaderamente dueño de los medios de producción.

Los diputados también se refirieron a la necesidad de aplicar la ley de forma ejemplarizante ante casos de corrupción, y así evitar falsas creencias de que existe impunidad.

Como antesala al VII Periodo Ordinario de Sesiones de la ANPP en su Octava Legislatura, que será el viernes, los diputados analizan en el Palacio de Convenciones temas de alto impacto dentro del proceso de actualización de la economía cubana.


ACN

 
ACN