0
Publicado el 13 Julio, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

En Camagüey fomentan el arroz biofortificado

adelante.cu

adelante.cu

Lianet Leandro López

Camagüey, 13 jul (ACN) Por sus altos beneficios para la salud humana y la calidad de vida, una nueva variedad de arroz biofortificado se comenzará a cosechar en la provincia de Camagüey el próximo año, para complementar la dieta de los consumidores de productos sanos como los cereales integrales.

La IACuba 30, como se denomina a la variedad del grano, no llevará agroquímicos y será sembrada experimentalmente en varias cooperativas, una de ellas en las inmediaciones de esta ciudad, donde existe un segmento de población que demanda mucho los alimentos biosaludables, según reporta Adelante digital.

En un encuentro con esos consumidores, Fermín Hernández Espinosa, especialista del Instituto de Investigación de Granos en el territorio, anunció que en otras provincias de Cuba se hacen ensayos de siembra para comprobar su rendimiento agrícola, y que en La Habana alcanzó un 90 por ciento de aceptación.

Arroz integral y otros productos dietéticos se venden en varias placitas de esta urbe, de forma normada, pero en el citado intercambio también se valoró la posibilidad de comercializar otros productos con biofortificación, como sorgo, boniato, frijol colorado y ajonjolí.

La biofortificación es un procedimiento enfocado en hacer los alimentos más nutritivos a lo largo de todo su crecimiento, enriqueciéndolos con altos contenidos de hierro, zinc, betacarotenos y otros componentes.

En anteriores reportes de la ACN, se destacó que la variedad IACuba 30 logró los mejores rendimientos agrícolas con 8,48 toneladas por hectárea, y los mejores contenidos nutricionales y de preferencia por la cocina y el gusto, luego de un estudio comparativo entre seis especies diferentes.

Desarrollado por la Estación Territorial de Investigaciones de Granos, el muestreo llevó a la presentación en 2009 de IACuba 30, de la cual ya se obtienen semillas en Camagüey.

La extensión y gravedad de los problemas nutricionales a nivel mundial, como anemia por deficiencia de hierro, principalmente en mujeres gestantes y niños, y deficiencia de zinc, que afecta negativamente el desarrollo cognitivo, cerebral y sexual, justifican el interés por la biofortificación de los alimentos.


ACN

 
ACN