0
Publicado el 9 Julio, 2016 por Heriberto Rosabal en Nacionales
 
 

Hablan de la ganadería sus urgencias

Existe potencial para resolver problemas y recuperar la producción de leche y carne, plantea informe a comisión parlamentaria
Múltiples deficiencias presenta el sector ganadero.

Son múltiples las deficiencias de la ganadería, un sector cuya recuperación es imprescindible. (Foto: rediobayamo.icrt.cu).

Por HERIBERTO ROSABAL

Durante la recién concluida Asamblea Nacional del Poder Popular, la Comisión de Asuntos Económicos analizó el programa de desarrollo de la ganadería vacuna basándose en el informe de un grupo de trabajo de sus diputados que visitó seis provincias, el cual señala que el pasto mejorado -más adecuado para los animales- solo cubre el 10 por ciento de las tierras ganaderas, parte de las cuales, además, están infestadas de aroma y marabú.

También refiere inapropiado manejo del ganado; insuficiente recuperación de vaquerías, centros de recría y de desarrollo; menos producción de leche en el sector estatal que en el cooperativo y privado; déficit de fuerza de trabajo especializada; insuficiente aplicación de la ciencia y la técnica; ubicación de ganado en zonas donde rinde poco por sus características genéticas, y ciclos muy largos para la reproducción y para alcanzar el peso adecuado.

Asimismo, dificultades en el flujo de la masa ganadera, incluyendo el traslado a gran distancia hasta el matadero; falta de mercado donde adquirir insumos básicos para la actividad y desmotivación de los productores al no poder utilizar hembras improductivas y machos cebados en el consumo familiar y en la venta local, pues tienen prohibido su sacrificio.

Como aspectos positivos señalaron los llamados puntos de leche, que han permitido mejorar el acopio y la calidad de esta, y dar servicios veterinarios, de control pecuario y de reproducción. Igualmente, el alto potencial productivo, tanto de leche como de carne vacuna, que a pesar de todo tiene el país, con sus conocimientos y tecnologías, las inversiones en proceso y oportunidades de financiamiento interno y externo.

Entre otras recomendaciones plantearon hacer crecer la ganadería  de manera vertical, no horizontal. “No hacemos nada con tener diez mil hectáreas de tierra y producir un kilogramo por hectárea. Mejor una hectárea que produzca mil kilogramos”, dijo Giraldo Martín, responsable del grupo, que también propuso pensar menos en una ganadería sobre ruedas y más en una de tipo territorial, local.

Durante el análisis otros diputados, como Juana de la Caridad Herrera, de Ciego de Ávila, propusieron fortalecer el control sobre el uso de los financiamientos otorgados a la agricultura para esta actividad y asegurar la alimentación del ganado para la etapa de sequía.

Agustín Lage, diputado por Yaguajay, Sancti Spíritus, recomendó que el sector ganadero sea espacio para recuperar el rol de la empresa estatal socialista en la producción de alimentos.

“En mi provincia se pierde más ganado por hambre que por robo”, dijo Lázaro Núñez, de Alquilar, Artemisa, quien abogó por exigir al productor ante todo comida y agua para sus animales.

Al final -en ausencia por causas no explicadas de los representantes estatales de la ganadería-, la Comisión acordó proponer a la presidencia de la Asamblea Nacional remitirles el informe con las recomendaciones, para que valoren su aplicación, y que más adelante se realice una fiscalización similar.


Heriberto Rosabal

 
Heriberto Rosabal