0
Publicado el 14 Julio, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

Lluvias por debajo de media histórica en Ciego de Ávila

De acuerdo con el comportamiento de las precipitaciones en los últimos diez años, cada vez más son recurrentes los periodos secos

sequiaLubia Ulloa Trujillo

Ciego de Ávila, 14 jul (ACN) Aunque pudiera parecer que en Ciego de Ávila llovió suficiente durante junio, los valores recogidos indican que la lámina real se comportó muy por debajo de la media histórica para el mes, inclusive inferior a los reportados en igual etapa del 2015.

Rafael González-Abreu Fernández, especialista principal de la empresa de Aprovechamiento Hidráulico, informó a la ACN que solo cayeron 138,8 milímetros (mm) de los 191 mm que registra el sexto mes en el territorio.

Según datos estadísticos, en los últimos 10 años el comportamiento de las precipitaciones en junio, el más húmedo del año en Ciego de Ávila, muestra que solo en 2007, 2009, 2011 y 2014 estuvo por encima del ciento por ciento, lo cual confirma que cada vez más son recurrentes los periodos secos, dijo.

El nivel de las aguas subterráneas mostró un ligero ascenso de 0.13 metros y está al 42 por ciento de llenado, por lo que se mantienen en estado de alerta los sectores CA-I-6 y CA-I-8, en alarma los CA-I-5, 9, 10 y el CA-II-2 , y en estado crítico el CA-I-11 y la zona de Ruspoli, explicó el especialista.

Los seis embalses artificiales manifiestan un estado desfavorable al acumular solamente el 29 por ciento de su capacidad que es de 149 millones 144 mil metros cúbicos de agua, refirió González-Abreu Fernández.

En las presas El Calvario y Sabanas Nuevas no hay disponibilidad del vital líquido para ser utilizadas en las labores de la pesca y la agricultura, situación que obliga a esas dos  entidades a emplear variantes en sus planes de producción, acotó.

Carlos Espinosa Delgado, subdirector de producción en la empresa pesquera provincial, señaló que la capacidad de reproducción y desarrollo en la acuicultura ha estado afectada por las prolongadas etapas de sequía que mantienen niveles muy bajos en los espejos de agua.

Manifestó que para contrarrestar estos daños y aprovechar el líquido disponible en las otras áreas, reproducen en la estación de alevinaje de Morón y trasladan las crías de ciprínidos a las presas Las Margaritas y El Teide por espacio de 45 a 60 días.

Luego para la etapa de crecimiento y engorde se llevan hasta la Laguna de la Leche y el conjunto hidráulico Liberación de Florencia, lugares donde la situación es más favorable con los embalses, puntualizó.


ACN

 
ACN