0
Publicado el 4 Agosto, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

Ciego de Ávila, entre las mayores productoras de frutas en Cuba

Las principales son mango, guayaba, coco, piña, papaya, aguacate, limón y mamey, en tanto se rescatan los cítricos y se fomentan los llamados exóticos: canistel, caimito, anonáceas, marañón, mamoncillo y otros.
Producción de piña en Ciego de Ávila.

Una de las principales producciones es la de piña, fruta a la que debe su nombre un evento cultural que cada año realizan allí: el Festival Piña Colada. (Foto: Granma.cu).

La producción de frutas tropicales y subtropicales en Ciego de Ávila en los últimos cuatro años y medio ascendió a unas 220 mil toneladas, para situarse entre las de mejores efectos en ese tipo de cultivo en el país.

El proyecto puesto en marcha, aunque no satisfizo la demanda, porque prácticamente partió de cero a finales del pasado decenio, comenzó a dar resultados y las perspectivas son halagüeñas, según especialistas.

Las principales producciones son de mango, guayaba, coco, piña, papaya, aguacate, limón y mamey, en tanto se rescatan los cítricos y se fomentan los llamados exóticos: canistel, caimito, anonáceas, marañón, mamoncillo y otros.

Los acopios más significativos se registraron el pasado año con 50 mil 400 toneladas, el 112 por ciento de cumplimiento, aunque la sequía y las altas temperaturas afectaron los plantíos, en especial la guayaba, informaron a la ACN dirigentes de la Agricultura.

La primacía la mantiene el mango con tres mil 500 hectáreas, cifra que se duplicará para el 2018, aseveró el ingeniero Wilver Bringas Fernández, director de la empresa agroindustrial Ceballos, la cual atiende esos cultivos y su comercialización.

El programa de siembra en ejecución se basa en un fruto de clase con variedades de alto rendimiento (como el denominado Súper Hayden), para el cual se dispone de fuerza laboral garantizada y viveros tecnificados, agregó el dirigente.

Las mayores áreas estarán en la zona sur avileña, donde la intensidad de los vientos es menor que en otros lugares de la provincia y es mínima la caída de las floraciones, de acuerdo con estudios realizados.

El ingeniero Pedro Manuel Díaz, experto en la fruticultura, explicó que no es hasta los ocho años que estos árboles alcanzan su máximo potencial productivo, por lo que las más grandes cosechas tardan en recolectarse.

Ciego de Ávila dispone de unas ocho mil 500 hectáreas de frutas y aspira a 17 mil para el 2020, con la multiplicación de los buenos ejemplos y la aplicación de nuevas tecnologías, para satisfacer el mercado local, la industria, el turismo e ingresar divisas con la exportación de enlatados y frutas frescas.


ACN

 
ACN