0
Publicado el 19 Agosto, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

La Boca y Ancón, playas ideales para refrescar en el verano

De todos los territorios espirituanos, sin medir distancias, llegan las personas a estas áreas de baño, reconocidas y muy frecuentadas por ser sitios para compartir en familia, amigos y en pareja, ya que en el período estival dichos litorales se llenan de las más variadas ofertas gastronómicas y culturales
Las playas de Ancón son muy frecuentadas por nacionales y extranjeros.

Semana tras semana multitud de personas llenan La Boca y Ancón y hacen de estas dunas zonas ideales para el esparcimiento sano, donde, sin importar las altas temperaturas (Foto: escambray.cu).

La Boca y la Península Ancón, en el sureño municipio de Trinidad, en la provincia de Sancti Spíritus, se reafirman como una atractiva opción para los vacacionistas, quienes llegan hasta este lugar para disfrutar de esas playas, ideales en la etapa veraniega.

De todos los territorios espirituanos, sin medir distancias, llegan las personas a estas áreas de baño, reconocidas y muy frecuentadas por ser sitios para compartir en familia, amigos y en pareja, ya que en el período estival dichos litorales se llenan de las más variadas ofertas gastronómicas y culturales.

Miles de turistas nacionales y extranjeros deciden deleitarse en la península y saborear allí el sol y la arena.

Semana tras semana multitud de personas llenan La Boca y Ancón y hacen de estas dunas zonas ideales para el esparcimiento sano, donde, sin importar las altas temperaturas, desde niños hasta abuelos deciden bañarse a cualquier hora del día.

Estas riberas son sitios de asistencia prácticamente obligatoria para cualquier espirituano en la etapa de vacaciones, ya que aquí no solo se refresca del calor, sino que también representan los únicos lugares de la provincia donde se puede disfrutar de buenas playas, señaló a la ACN la joven Liset Domínguez.

Sin embargo, a pesar de la existencia de otras áreas de baño en el resto de las localidades de Sancti Spíritus, lo que siempre motiva la gran afluencia hacia la zona costera trinitaria es, además de los disímiles puntos gastronómicos y comerciales, la tradición de la familia espirituana de darse un “chapuzón” en estas aguas.

También, el encanto y los paisajes naturales de Trinidad, localidad declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, inciden en que muchos lleguen hasta esta ciudad con el fin de disfrutar las huellas históricas y culturales del pasado colonial.


ACN

 
ACN