0
Publicado el 5 Agosto, 2016 por Prensa Latina en Nacionales
 
 

Proyecto ayuda a vecindades rurales en Santiago de Cuba

casa-dranguetPor Martha Cabrales Arias

Santiago de Cuba, (PL) El empleo y la electrificación son beneficios que reporta hoy a comunidades rurales el proyecto Los Caminos del Café, impulsado por la Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC), la Fundación Malongo y la Unión Europea.

Yaumara López, directora de ese programa internacional, informó a Prensa Latina que como parte de los trabajos de rehabilitación en la hacienda cafetalera Fraternidad fue instalada la energía eléctrica en esos vecindarios y varios de sus pobladores se desempeñan en oficios relacionados con las obras.

Resaltó López la presencia de esos operarios y sus habilidades en diversas faenas constructivas, con las ventajas de vivir en las cercanías y desempeñarse en tareas que mejorarán su entorno y favorecerán allí el desarrollo del turismo sostenible a partir del valioso patrimonio cafetalero en la zona.

La experta ponderó también las perspectivas de mejoramiento de los caminos en estos parajes montañosos, lo cual repercutirá en el auge de la producción cafetalera como parte de la ejecución del proyecto y tendrán un peso significativo en el bienestar de estos habitantes.

Apuntó que esas fuerzas locales laboran junto a personal especializado de la Empresa Constructora de Obras de la Restauración y arqueólogos, sociólogos y restauradores de la OCC, quienes adelantan ya la visión museológica y museográfica en el discurso interpretativo del conjunto.

Ubicado en los consejos populares de Ramón de Las Yaguas y El Escandel, el proyecto tiene como accidente geográfico principal la Meseta de Santa María del Loreto, de extraordinarios valores naturales e insertado en el paisaje arqueológico de los antiguos cafetales franceses del suroriente cubano, Patrimonio Mundial.

Localizados entre esta provincia oriental y la de Guantánamo, son 171 los antiguos emporios agrícolas incluidos en esa condición otorgada por la Unesco y la OCC aplica un plan de manejo integrado y de gestión de ese panorama que está organizado en los circuitos uno y dos.

El primero, correspondiente a la Gran Piedra, abarca los cafetales La Idalia, La Isabelica, La Gran Sofía, Las Mercedes y La Siberia, mientras que el segundo, el de Fraternidad, incluye el de ese nombre y los de San Felipe, San Juan de Escocia, San Luis de Jacas y Santa Paulina.


Prensa Latina

 
Prensa Latina