0
Publicado el 28 Octubre, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

En un mar embravecido no faltaron flores para Camilo

Cada día como este de octubre en Cuba, el pueblo asiste espontáneamente a tributar flores para el Héroe de Yaguajay, tradición que persiste arraigada en la memoria de generaciones

Por Bárbara Vasallo Vasallo

Matanzas, 28 oct (ACN) A pesar de lo embravecido del mar en el litoral de esta ciudad, las flores para el Comandante Camilo Cienfuegos llegaron desde las primeras horas, el pueblo acudió como cada octubre a rendir el homenaje al Señor de la Vanguardia, que se perdió en las aguas hace 57 años.

Cristian, un pequeño alumno de la enseñanza primaria en la escuela José Luis Dubroq, en la zona de la playa, llevaba un ramo de mariposas, la flor nacional, y otras flores rojas, las que lanzó al agua y se confundieron irremediablemente con el oleaje abundante que golpeaba los arrecifes.

Se van rápido, no las veo, dijo el niño; pero no importa sé que cumplirán mi deseo de honrar a Camilo, el que aprendí a querer desde el cuadro que cuelga en la pared de la escuela, por lo que cuentan mi mamá y mi maestra, y por otros libros que ya leí, expresó mientras regresaba con el grupo de sus compañeros.

Estudiantes de todos los niveles de enseñanza en esta urbe ultramarina acudieron, a pesar de la llovizna, a depositar flores y los uniformes blancos, azules, rojos, carmelitas se confundían con el multicolor vestir de los trabajadores que también asistieron a la habitual peregrinación.

Cada día como este de octubre en Cuba, el pueblo asiste espontáneamente a tributar flores para el Héroe de Yaguajay, tradición que persiste arraigada en la memoria de generaciones.

(Foto: Perfecto Romero)

(Foto: Perfecto Romero)

Camilo Cienfuegos Gorriarán (1932-1959) hombre de confianza del Comandante en Jefe  Fidel Castro, fue Jefe del Estado Mayor del Ejército Rebelde al triunfo de la Revolución, cuando regresaba de la provincia de Camagüey, el 28 de octubre de 1959 el avión en que viajaba desapareció en el mar, tal vez tan embravecido como hoy.


ACN

 
ACN