1
Publicado el 24 Octubre, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

Las fiestas mojadas de Caibarién

vanguardia.cu

vanguardia.cu

Por Eduardo Luis Martín

Caibarién, Villa Clara, 23 oct (ACN) Dicen que en Caibarién cada vez que hay una fiesta llueve, no importa si es carnaval, parrandas, cumpleaños infantiles o celebración de quinceañeras.

Los orígenes de la leyenda se remontan a finales del siglo XIX, y se afirma que la causante de tanta lluvia fue una gitana que en venganza por el rechazo de los pobladores de la Villa Blanca, provocó un diluvio.

Historias como estas pueden existir en otros lugares de Cuba, lo cierto es que según el sitio web de la emisora local, un buen día de esos de 1800, una mujer, quizás joven y bella, quizás vieja y fea, tocaba de puerta en puerta en busca de un vaso de agua, pero por esas extrañezas humanas y ese afán de esquivar lo desconocido, todos le viraron la espalda y ella, entre ofendida y disgustada lanzó su maldición: ¡Malditos! ¡El agua que me niegan hoy, mojará sus fiestas por  siempre! O algo por el estilo.

Desde entonces, no hay jolgorio en Caibarién que no sea bautizado por un buen chaparrón, esto sí, comprobado por años de coincidencia; pero los pobladores de la ciudad habituados a convivir con la humedad del mar se guarecen como pueden y siguen la rumba.

A fin de cuentas, ya se sabe que luego de la tormenta, regresa el Sol.

 


ACN

 
ACN