0
Publicado el 16 Octubre, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

Machado Ventura: La recuperación tiene que ser integral

“Una mata de café con seis días en el suelo y una palma arriba, ya corre riesgo, por lo hay que apresurarse y movilizar al pueblo en esta tarea”, recalcó el dirigente
 ACN FOTO/ Pablo SOROA FERNÁNDEZ

ACN FOTO/ Pablo SOROA FERNÁNDEZ

Pablo Soroa Fernández

Maisí, Guantánamo 16 oct (ACN) José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, subrayó hoy que la recuperación de los municipios afectados por Matthew, depende del incremento de sus producciones principales, y no solamente de la ayuda del Estado.

Durante un recorrido por este extremo oriental territorio e Imías, dos de los cuatro afectados por el huracán, el también vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, insistió en que para ese propósito se requiere una respuesta inmediata de las fuerzas locales, “y  la de Maisí tiene que ser principalmente en el café”.

Acompañado de Denny Legrá Azahares, miembro del Comité Central del Partido y Presidente del Consejo de Defensa Provincial, Machado Ventura departió con varios caficultores del territorio, a quienes recalcó que “esa es la fórmula para salir más rápido de la actual situación”.

Su exhortación encontró eco en varios productores, entre ellos  Cirilo Cintra Terrero, quien, en su finca La Dichosa (cuyo nombre fue indiferente al fenómeno meteorológico), se comprometió a recabar el concurso de su familia, sus amigos y sus cooperativistas cercanos para resarcir los daños en sus  cuatro  hectáreas del cerezo.

“Aquí no quedó una sola planta en pie, pero junto a la siembra del café, para lo cual esta humedad es propicia, voy a acometer la de cultivos de ciclo corto, intercalados, y a recuperar hasta la leña, como usted aconseja”, subrayó Cintra Terrero.

Consideró ese hombre de campo que “las brigadas que nos ayudan ahora, no van a permanecer siempre con nosotros, porque también hacen falta en sus respectivas provincias”.

Expuso que un cultivo tan delicado como el cafeto, exige cuidado y experiencia, y no puede confiarse a manos inexpertas, por lo cual se comprometió a dejar plantada el área en menos de seis meses, aproximadamente la media que se propone el municipio para el total de sus áreas.

Recuperar cuatro mil 900 hectáreas, todas brutalmente dañadas, es el principal imperativo de los maisienses,  en particular de los núcleos del Partido en las bases productivas, de los comités de base de la UJC y de los Comités de Defensa de la Revolución.

En la finca La Esperanza, en Los Llanos, Carlos Luis Rodríguez, contrajo igual compromiso, “porque en la adversidad quien primero tiene que ayudarse es uno mismo y no se puede abusar de la generosidad de la Revolución”.

“Una mata de café con seis días en el suelo y una palma arriba, ya corre riesgo, por lo hay que apresurarse y  movilizar al pueblo en esta tarea”, recalcó Machado Ventura.

Miguel Ángel Arregui Martínez, director del Grupo Empresarial de Agricultura de Montaña explicó en cada encuentro los fundamentos de la política crediticia para los agricultores afectados, que al igual que el resto de la población no quedará desamparada.

En la Granja del Ejército Juvenil del Trabajo, de Lavadero, en Sabana, los combatientes subrayaron su disposición de contribuir al renacer del cultivo, que ya forma parte de la tradición del municipio, y de marchar hacia los lugares donde se requieren los mayores esfuerzos para restablecer las plantaciones.

“Puede usted confiar en que estas dificultades encontrarán solución pronto, en retribución a lo que el Gobierno cubano ha hecho por nosotros”, expresó en nombre de los cafetaleros de Los Llanos, el campesino Nivardo  Prada.

Imías

En Imías, territorio contiguo a Maisí, e igualmente localizado en la árida franja costera sur, el Segundo Secretario del Partido escuchó, junto a Santiago Pérez Castellanos, jefe del departamento agroalimentario del Comité Central del Partido, una información detallada de las labores de recuperación, a raíz del paso de Matthew y hasta la fecha.

Zenia Lores Méndez, Presidenta en funciones  del Consejo de Defensa Municipal en funciones mencionó que aun permanecen protegidas 81 personas, pertenecientes a 25 familias, y que sufrieron daños cuatro mil 169 viviendas (más de las dos terceras partes del fondo habitacional), 632 de ellas derrumbes totales.

Añadió que en las próximas horas se restablecerá completamente el servicio eléctrico,  y se han recogido más de 19 mil metros cúbicos de escombros y desechos sólidos, gran parte de ellos constituidos por madera aprovechable, derribada por el huracán.

Aseveró que en el aserrío de la localidad,  a pesar de que fue despojado de gran parte de su cubierta, los equipos no sufrieron daños y se procesa la mayor parte de la madera procedente de Maisí, y el resto recolectada en este poblado costero-montañoso, por donde desembarcaron Martí y Gómez, el 11 de abril de 1895.

In situ, el vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, conversó con los trabajadores de esa industria, y los felicitó por los obstáculos que han salvado para mantener esa producción, íntimamente ligada a la economía de Imías.

Posteriormente en Yacabo Abajo, donde las condiciones hidrometeorológicas adversas destruyeron 2,3 caballerías de plátano, los visitantes apreciaron el esfuerzo de los trabajadores de esa unidad agrícola y del pueblo, para limpiar las áreas, mejorarlas  y acometer de inmediato la siembra de cultivos de ciclo corto.

Este fin de semana, previo a su estancia en  Maisí e Imías, Machado Ventura recorrió  los municipios de San Antonio del Sur y Baracoa, en el primero de los cuales presidió una reunión  del Consejo de Defensa y  se interesó por la recuperación del tomate en el valle de Caujerí, emporio hortícola fuertemente perjudicado por Matthew.

También dialogó con directivos, médicos  y pacientes del policlínico Félix Pena Díaz, en Puriales de Caujerí, y  constató los progresos en la  rehabilitación del puente sobre el río Sabanalamar, averiado por el fenómeno meteorológico y a punto de dar paso a vehículos y peatones.

En la Primera Villa de Cuba, el vicetitular de los Consejos de Estado y de Ministros, apreció el elevado espíritu político moral del Consejo Popular de Sabanilla, al pie del viaducto La Farola, y fue informado del  papel que desempeña la  Estación Experimental Forestal Baracoa, en la recuperación de ese recurso, afectado con creces por el huracán.

Estuvo además en el centro de propagación de semillas de cacao, en dos finca dedicadas al cultivo de esa planta esterculiácea, y en el Centro de Beneficio de Café y  Cacao, lugares  en los que recalcó el imperativo de “recuperarnos primero en la producción de alimentos, para ser más efectivos en las tareas que en el aspecto social nos aguardan”.

En el  aserrío del Toa explicó a sus trabajadores la importancia de ponerlo a plena capacidad para recuperar la madera cercenada por las fuertes lluvias y vientos, y contribuir con elementos para la reparación de viviendas.

A la salida de esa instalación, cercana a la desembocadura del más caudaloso de los ríos cubanos, contempló cómo la fuerza combinada de las lluvias y la crecida de esa corriente fluvial hicieron trizas un enorme puente prefabricado, considerado una de las siete maravillas de la ingeniería civil en Guantánamo.


ACN

 
ACN