0
Publicado el 31 Octubre, 2016 por Arsenio Rodríguez en Nacionales
 
 

FAO-CUBA

Una Defensa Civil ejemplar

La FAO ayudará a restablecer la vida en las zonas afectadas por el huracán
El representante de la FAO en Cuba explica el procedimiento que se lleva a cabo para recabar la ayuda a los damnificados por el huracán. (Foto Jorge Luis Sánchez)

El representante de la FAO en Cuba explica el procedimiento que se lleva a cabo para recabar la ayuda a los damnificados por el huracán. (Foto Jorge Luis Sánchez)

POR; ARSENIO RODRIGUEZ

El vínculo de Theodor Friedrich con la tierra comienza en su juventud; “fui guajiro, como se dice en Cuba. Sembré papas, centeno y vegetales en Alemania. Me gradué como agrónomo y después me hice doctor en ingeniería”.   Lleva en la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) más de 20 años y como su representante en Cuba unos cuatro. Unos días después de ser azotados por Mathew, le pregunto qué planes tiene su organización para ayudar a Cuba y otras naciones afectadas.

“En estos momentos estamos movilizando los fondos de Naciones Unidas  de respuesta a desastres, con propuestas de ayuda inmediata. Es para restablecer la vida en las zonas afectadas en un muy corto plazo. Hablamos de alimentos, el restablecimiento de los sistemas de agua potable, de la higiene personal, todo lo que necesitan las personas en estos días para vivir. Lonas para la lluvia, pero después vienen los materiales para la reconstrucción. Techos, materiales pata reconstruir las casas, y  nos estamos preparando para restablecer la producción, no solo de alimentos“.

¿Cómo se reparte esa ayuda,  ¿Será inmediata?

“Sí, contamos con la cooperación del Gobierno para facilitar el ingreso de estos medios. Estamos recibiendo datos de los daños, para movilizar esta ayuda y también tenemos fe en que esta distribución se hará rápidamente.

Usted vive en Cuba y conoció con tiempo la llegada del huracán, ¿Tuvo alguna información adicional?

“Sí, yo me comuniqué directamente, después del paso del huracán, con una amiga en Baracoa. Con su respuesta sentí lo terrible de la situación. Estaba conmovida. Me dijo, todo terminó, no quedó ni un árbol.  En Baracoa no hay tanta gente como en Santiago de Cuba, pero el daño es mucho mayor. Eso resulta un poco difícil de trasmitir a los donantes.

¿En qué consiste la dificultad?

“Como ustedes saben, niño que no llora, no mama. Y cuando se ven los medios internacionales reflejan todo el tiempo a Haití, pero de Cuba nadie habla, y eso es una situación que nos dificulta un poco la ayuda”.

En Haití murieron cientos de personas

“Y eso es lo que llama la atención de los medios. Aquí en Cuba la preparación, la asistencia de la Defensa Civil, es ejemplar. No hubo pérdidas de vida y por eso no aparecemos en los medios de prensa internacionales pero el daño aquí en Cuba fue tan severo como en Haití, porque el centro del Huracán pasó por ambos territorios

Sería bueno recordar que la ayuda de la FAO a las provincias orientales no es nueva.

“Tenemos proyectos en Guantánamo, enlaces también con Baracoa. Estamos colaborando, por ejemplo, en un proyecto relacionado con el Parque Humboldt. Tenemos buenos contactos y muchos amigos también, con los que tengo mucha pena.

Conociéndole habría que preguntarle, ¿cuáles zonas del país no conoce aún y dónde no tiene amigos?

“Bueno, hay seguramente algunos puntos que no conozco. Por ejemplo, en la punta de Maisí no he estado todavía, ni en el cabo de San Antonio

 Cuénteme acerca de las actividades por el Día Mundial de la Alimentación, el pasado 16 de octubre

En la finca Tierra Brava, de Los Palacios Pinar del Río, durante uno de sus habituales recorridos. Foto: Marianna Stori FAO/Cuba

En la finca Tierra Brava, de Los Palacios Pinar del Río, durante uno de sus habituales recorridos. Foto: Marianna Stori FAO/Cuba

“Nos visitaró un grupo de expertos internacionales, que se encontraron con sus homólogos cubanos, tanto de los sectores de políticas agrarias, como de ciencias, de la práctica agrícola y la tecnología, incluyendo campesinos para discutir cómo podemos realmente cambiar la agricultura en Cuba para enfrentar los retos que nos impone el cambio climático,

“Por eso el llamado del Día Mundial de la alimentación, porque queremos introducir un cambio en la forma en que hacemos la agricultura para convertirla en algo más ecológica, más sostenible, pero al mismo momento más productiva. Los expertos que vienen explicarán ese tipo de agricultura

¿Implicaría un cambio radical para los productores?

“Sí, es un cambio radical, pero también para los cultivos pequeños, para el guajiro. El cambio más radical es no labrar la tierra, no romper el suelo, dejar el suelo a las fuerzas naturales, para que las lombrices estructuren la tierra y nosotros nos dediquemos, solamente, a sembrar y cosechar. Y el cambio principal es en las tecnologías aplicadas. Les daremos otros aperos, otros implementos, otras maquinarias; no necesitamos arados, no necesitamos guatacas, necesitamos sembradoras que puedan sembrar la semilla en estos suelos no labrados. Estas máquinas existen y estamos también, con varios proyectos, trayéndolas al país para experimentar una serie de experiencias en el campo y para introducir este tipo de tecnologías.

No estamos en contra del tractor, no vamos a volver al tiempo de los indígenas con la coa, sino hacer una agricultura moderna, eficiente con todas las tecnologías, incluso con tractores, pero usando mucho menos combustible, usando mucho menos energía, mucho menos insumos y llevando la agricultura a una forma más natural.

¿Los principales obstáculos son los tecnológicos o  el conservadurismo?

“Es de todo. La actitud conservadora de las personas que no creen en que se pueda hacer una agricultura sin labrar, sin usar el arado, pero también es conocimiento de cómo se hace esto, porque cambia la forma de hacer la agricultura.

El funcionario también significó que la FAO ha ayudado a Cuba en el desarrollo de la infraestructura agrícola, la creación de institutos de investigación, algunos de los cuales surgieron a partir de proyectos ejecutados por esa organización en el país y ejecutó recientemente un proyecto de desarrollo porcino, mientras actualmente lleva a cabo uno para favorecer el incremento de la producción agrícola, y otros relacionados con las esferas acuícola y apícola.

En cuanto a las perspectivas de cooperación

La agricultura urbana es una muestra de cómo encontrar vías alternativas para una mayor producción (Foto Radio Habana Cuba)

La agricultura urbana es una muestra de cómo encontrar vías alternativas para una mayor producción (Foto Radio Habana Cuba)

“Pero aparte de esto, con el portafolio de proyectos de la FAO, cubrir todas las prioridades de nuestro marco de prioridad acordadas con el gobierno cubano. La producción segura, aumentada, pero también sostenible, el manejo de los recursos naturales, lo que  hablamos de la agricultura anteriormente, pero también la inocuidad de los alimentos. Tenemos una cierta base del proyecto porcino, una serie de otros proyectos como ahora uno de acuacultura, por ejemplo para mejorar la productividad de la acuacultura de agua dulce. Tenemos otro de producción de granos, para ahí introducir la agricultura de consolación en cultivos de granos, otro de la cadena de leche de cabra, esos son proyectos pequeños pero siempre con la idea de enlazar con los conceptos tecnológicos con otras actividades más grandes.

“Al mismo tiempo estamos comenzando y ya ejecutando proyectos de asesoría al ministerio de Agricultura en temas de políticas agrarias. Por ejemplo el plan de seguridad alimentaria nutricional de la CELAC, también se está implementando en Cuba con asesoría del ministerio de Agricultura con viajes de estudio hacia otros países. Estamos comenzando un proyecto con la Unión Europea sobre políticas sectoriales agrícolas, estamos en un proyecto de fomentar la juventud rural para dar alternativas a los jóvenes rurales para que permanezcan en el campo y ojalá en el entorno de la actividad agrícola.

“Encontrar una vida útil y agradable, y no salir del campo hacia las ciudades. Entonces tenemos realmente un abanico bastante amplio de diferentes actividades, también en el sector de la agroindustria estamos tratando de entrar en cadenas completas con las industrias, estamos pensando en un proyecto con la moringa, por ejemplo vivir esta gran idea del Comandante en Jefe, para llevarlo a un nivel más visible en la alimentación humana, no solo en la alimentación de animales. Estos son proyectos en procesos.

¿Y acerca de las relaciones de Cuba con la FAO

“Desde el inicio Cuba ha colaborado  activamente. Estamos aquí con una oficina desde los años sesenta y desde finales de los 70 con una representación y siempre con una colaboración muy estrecha. Cuba es un fiel colaborador de FAO.

 

 

 


Arsenio Rodríguez

 
Arsenio Rodríguez