1
Publicado el 30 Noviembre, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

El Covadonga de Cienfuegos espera de nuevo a Fidel

Muchos cienfuegueros atesoran instantáneas de ese momento en que el líder histórico de pie abrazó a María Covadonga, en cuyo restaurante comió junto a sus acompañantes, a las tres de la madrugada del siete de enero

Por Onelia Chaveco

Cienfuegos 30 nov (ACN) El restaurante Covadonga ganó fama por la calidad de su paella, que se convirtió en plato emblemático en Cienfuegos, y porque el seis de enero de 1959, el Comandante en Jefe Fidel Castro, al frente de la Caravana de la Libertad llegó hasta ese local y degustó el menú que ofertaba ese día la anfitriona.

Era la caravana sinónimo del Ejército Rebelde triunfante, de la liberación de los pueblos a lo largo de toda Cuba, y era la bienvenida de los cubanos a sus líderes.

Llegaron a Cienfuegos por la calle de Manacas, entonces única entrada a la ciudad y avanzaron entre la algarabía de la gente por la Calzada de Dolores, hasta el Prado.

Luego tomaron rumbo a Cayo Loco, la base de la marina y primer escenario del levantamiento armado popular del cinco de septiembre de 1957.

Muchos cienfuegueros atesoran instantáneas de ese momento en que el líder histórico de pie abrazó a María Covadonga, en cuyo restaurante comió junto a sus acompañantes, a las tres de la madrugada del siete de enero.

Andrés García Suárez, escritor y periodista, contó a la ACN que la imagen fue tomada por  Pepe Álvarez, quien había sido colaborador del movimiento 26 de Julio y fotógrafo particular del estudio La Madrileña.

Ubicado en el reparto de Punta Gorda, la paella atrajo a otras personalidades, entre estos al Comandante Camilo Cienfuegos en sus pocas visitas a esta ciudad en 1959.

Hasta allí llegarán hoy los restos del líder de la Revolución Cubana en su recorrido por todo el país hacia su descanso definitivo en Santiago de Cuba.


ACN

 
ACN