0
Publicado el 28 Noviembre, 2016 por Jessica Castro Burunate en Nacionales
 
 

Fidel es parte de nuestra historia personal

Opiniones de habanerons que le tributan homenaje póstumo

Por Jessica Castro

Fotos: Claudia Rodríguez

Para muchas de las personas que hoy caminan hacia la plaza, la imagen de Fidel Castro es parte de su historia personal. Generaciones que crecieron acompañando su figura y no imaginan Cuba sin su presencia.

María Elena León es jubilada del Instituto de Meteorología y sus experiencias con Fidel son muchas. “En cada temporada ciclónica era un trabajador más. Y el recuerdo que guardo es de un hombre cariñoso, espontáneo y humanitario”.

Su esposo Jorge Molina, también comparte su admiración. “Somos de una generación que vivió todo el tiempo con Fidel, y compartimos tantas cosas, Angola, la Zafra de los Diez Millones. Recogió el nombre de este país escrito con letras de 4 puntos y lo llevó a planos de titulares; nos devolvió la dignidad. Tantos países  rindiéndole tributo demuestran que es un hombre universal. El imperio más poderoso de la tierra no lo pudo doblegar.  Eso se respeta y se admira”.

“Hasta que triunfó la Revolución, con mi madre y mis ocho hermanos a veces ni siquiera sabíamos dónde íbamos a dormir. Gracias a Fidel mis hijos tuvieron las oportunidades que no tuve, y hoy los tres son licenciados”, también expresaba María de los Ángeles Viño García.

Mercedes.

Mercedes.

 

 

Para Mercedes Echevarría Estable esta despedida también encarna la historia de su familia, de sus padres en la clandestinidad, de su hermano que a los 18 años se alistó en la Columna 1, comandada por Fidel. Con 78 años le cuesta un poco el andar, sin embargo, dice: “estar aquí es un compromiso con Cuba y con mi propia historia”.

 

 

 

 

 

 


Jessica Castro Burunate

 
Jessica Castro Burunate