0
Publicado el 29 Noviembre, 2016 por Marieta Cabrera en Nacionales
 
 

Somos millones los que seguiremos las ideas de Fidel

Expresó Elián González tras rendir tributo póstumo al líder de la Revolución cubana, “el amigo en el mayor sentido de la palabra porque lo es del débil, del desamparado, del que lo necesita”
Elián: siento gran respeto y cariño por Fidel.

Elián confiesa sentir un cariño y un respeto especial por Fidel, que se acrecienta en estas horas de dolor. (Foto: ANARAY LORENZO).

Por MARIETA CABRERA

Miles de rostros jóvenes se destacan entre quienes acudieron este martes al Memorial José Martí, en la Plaza de la Revolución, para rendir homenaje póstumo a Fidel. Entre ellos, uno que cualquier cubano reconocería: el de Elián González, aquel niño por el que este pueblo libró, entre los años 1999 y 2000, una batalla tenaz que culminó con el retorno del pequeño, secuestrado por unos parientes en Miami, al seno de su familia.

Reflexivo y profundo en su pensamiento se muestra hoy este joven, quien confiesa sentir un cariño y un respeto especial por Fidel, que se acrecienta en estas horas de dolor. En diálogo con la prensa nacional y extranjera que asiste a los funerales del líder revolucionario, Elián destacó las cualidades humanas del Comandante en Jefe Fidel Castro, a quien definió como “el amigo en el mayor sentido de la palabra porque lo es del débil, del desamparado, del que lo necesita. Es el amigo de todos los cubanos, de los pueblos de África cuando salió a liberarlos y cuando salió a salvarlos del ébola; cuando envió a sus médicos e hizo lo posible para que llegara ese granito a cada rincón del mundo”.

Acerca de los instantes que compartió con el líder revolucionario, el joven expresó: “fueron momentos inolvidables que siempre estarán en mi corazón”, y precisó que existen dos en particular: “el primero, cuando en acto público Fidel dijo que se consideraba mi amigo. Después entendí que no era el amigo de Elián, de ese niño, sino el amigo público porque lo era de todos los niños a los que les dio educación, salud.

“Y un segundo momento fue la última oportunidad que tuve de verlo. Yo estaba en camino de decidir mi futuro, qué profesión estudiar, y por mucho que traté de que me ayudara a elegir no lo hizo. Esa fue su mayor educación. Y es que Fidel nos prepara, nos da los medios, pero no está ahí para decidir por nosotros. Él nos deja que seamos los partícipes de nuestra vida, que seamos lo que soñamos”.

En alusión al suceso acontecido en la infancia de Elián, un periodista le preguntó si ha sido difícil tener familiares que tienen dos perspectivas de Fidel Castro, a lo que el joven respondió: “No es que sea difícil, sino que cada cual se queda con la historia como la vivió. Y yo la historia que conozco de Fidel, y en carne propia, la que ha vivido el pueblo y la que demuestra marchando hoy, es la historia del Fidel que me salvó, que nos dio todo lo que tenemos. Esa es la historia con la que me quedaría.

“Por muchas falsedades que se cuenten, yo sé lo que viví, y no vivo adoctrinado, en una urna ni hermetizado. Fidel me enseñó a pensar y en el momento que tuve que hacerlo, pensé y decidí por mí”.

Jóvenes en el homenaje a Fidel.

Los jóvenes cubanos acudieron a la plaza para rendir homenaje póstumo a Fidel, a quien consideran un padre. (Foto: GILBERTO RABASSA).

Acerca de cómo se imagina los próximos años, Elián expresó que de ahora en adelante tiene aún más fe en el pueblo cubano, en lo que sucederá con el país porque Fidel nos preparó para este día.

“Nos enseñó, nos llevó de la mano hasta este momento y ahora somos millones de cubanos, millones alrededor de todo el mundo los que vamos a alzar nuestra voz, a seguir las ideas de Fidel porque él deja de ser hoy ese hombre de carne y hueso, se convierte en leyenda y es aún más grande. Además, confío plenamente en la Revolución, en nuestros líderes, porque si Fidel tuvo un discípulo fiel que siempre siguió sus enseñanzas y está preparado para llevar a Cuba al lugar más alto es su hermano, nuestro general Raúl.

“Lo que va a pasar de ahora en adelante con nuestro país es que vamos a seguir siendo revolucionarios, fidelistas, y no hay imperio, potencia extranjera, ni fuerza interna que nos pueda derrotar porque precisamente a eso es a lo que se nos convoca, a seguir el concepto de Revolución.

“Y esto significa, como dijo Fidel, desafiar poderosas fuerzas dominantes no solo fuera sino dentro, seguir nuestra estirpe, ser jóvenes rebeldes que se alzan en contra de lo mal hecho, que tienen sus propias decisiones y saben salir adelante. Y eso es lo que harán los jóvenes, estoy seguro”.

En estos días, dijo Elián, se ha sentido profundamente honrado porque cada uno de sus compañeros, jóvenes igual que él, quienes estudiaron en su escuela primaria, en la secundaria, el preuniversitario y la universidad, los amigos del barrio, lo llamaban y le daban las condolencias, les transmitían su apoyo.

“Eso me honra, en primer lugar porque cada uno me estaba viendo entonces como familia de Fidel, estaba reflejando a Fidel en mí, y eso es un motivo eterno de orgullo. Pero en segundo lugar porque el líder cubano está representado en todos ellos, muestra de que las ideas de Fidel no van a caer, pues esos jóvenes son todos los que han marchado por esta plaza”.


Marieta Cabrera

 
Marieta Cabrera