0
Publicado el 1 Diciembre, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

Ciego de Ávila en apretada fila: ¡Hasta siempre Comandante!

Foto Idael Varela Ferrer/Radio Surco

Foto Idael Varela Ferrer/Radio Surco

Ciego de Ávila, 1 dic (ACN) Justamente a la 1:55 pm la caravana que conduce  las cenizas del Comandante en Jefe Fidel Castro hacia Santiago de Cuba,  cruzó la intercepción de la carretera Central y la calle Maceo, donde el  cinco de enero de 1959 se detuvo victoriosa en tránsito hacia La  Habana.

Desde temprano la ciudad  desierta, sin autos, coches o bicicletas por las calles  daba la  impresión de un pueblo fantasma, pero sólo en apariencias porque  un  apretado cordón humano se concentró  a lo largo de más de 80  kilómetros  por toda la carretera Central para rendirle tributo al  máximo líder de la Revolución cubana.

No  importaron las horas de espera, ni el sol ni la sed para la multitud   que se congregó desde el amanecer para ver su  paso por los municipios  de Majagua, Ciego de Avila y Baraguá, antes de entrar en tierras  camagueyanas.

“Hay que hacerlo por él”,  aseveró un joven estudiante, mientras una señora de mayor edad, con las  mejillas encendidas le agregó: “Todo lo que hagamos por él es poco en  comparación con lo que hizo por el pueblo”.

Expresiones  espontáneas de la población  como Viva Fidel, Yo  soy Fidel y Hasta la Victoria Siempre  acompañaron el  cruce de  los vehículos, mientras se alzaban al aire banderas cubanas y fotografías  de Fidel.

Niños en los hombros de sus padres,  abuelos acompañados por sus nietos, pioneros, estudiantes y trabajadores se  unieron en un solo haz como días atrás lo hicieron también para reafirmar  el concepto de Revolución y la continuidad del legado del Comandante en  Jefe.

“Me conmovió en lo más hondo ese  instante al verlo pasar frente a mí, aseguró el trabajador Osvaldo  Gutiérrez, mientras Yeny Rivero  afirmó que este es su paso a la  eternidad porque en la historia ya había entrado hace mucho  tiempo.

 


ACN

 
ACN