0
Publicado el 10 Febrero, 2017 por Prensa Latina en Nacionales
 
 

Cuba: situación hídrica en primer plano

Las provincias con situación más compleja son la central de Ciego de Ávila, y las orientales Santiago de Cuba y Guantánamo

La persistente afectación de los recursos hídricos en Cuba motiva a las autoridades a una preocupación constante y al fomento de planes para resolver los problemas recrudecidos por la sequía, señala un informe divulgado hoy.

De ahí, recuerdan este viernes autoridades, que desde 2012 exista una Política Nacional del Agua con el objetivo de hacer uso eficiente del recurso.

Tal programa incluye entre sus prioridades el cuidado de la infraestructura hidráulica, la eliminación de vertimientos residuales que ponen en riesgo la sanidad de fuentes de abasto, y la calidad de las aguas.

Además prevén el enfrentamiento a eventos extremos del clima asociados a inundaciones y seca severa.

A causa de la sequía prolongada durante los más recientes dos años y medio, se encuentran afectados más de 783 mil habitantes de manera parcial, y por encima de 54 mil de forma total.

Hasta la fecha, insisten esos datos oficiales, 11 provincias del país tienen sus embalses por debajo del 50 por ciento de la capacidad de llenado.

El director de uso racional del agua del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), José Antonio Hernández, señaló que la disponibilidad de agua de Cuba, por su carácter insular, depende en exclusivo del comportamiento de las precipitaciones.

El propio cambio climático provoca que, principalmente en la región del Caribe, llueva cada vez menos, y todos los modelos de pronósticos que se están elaborando por diferentes instituciones científicas ofrecen este panorama.

Mencionó el experto que los estudios incluyen, además de al INRH, al Instituto Nacional de Meteorología, y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma).

Argumentó que el promedio de precipitaciones en el país durante 2015 y 2016 resultó de los cinco menores de los últimos 30 años.

Dijo que el déficit de lluvias acumulado que sobrepasa ya los dos años provoca que las condiciones de sequía hidrológica se mantengan en algunos territorios y se intensifiquen en otros.

Según datos reportados por el INRH, de los 168 municipios del país, más del 70 por ciento (139) se encuentran -al cierre de enero- en distintas categorías de sequía hidrológica. De esa cantidad, aparecen 34 municipios en situación moderada, 52 en severa y 53 en extrema.

Añade que de las 244 estaciones de bombeo están afectadas 192 de manera parcial y 52 de manera total.

El especialista advirtió que la consecuencia inmediata de este fenómeno climatológico es que sigan decreciendo las reservas de agua, y los volúmenes disponibles no rebasen el 50 por ciento de la capacidad de embalse del país.

Subrayó que, en general, las provincias con situación más compleja son la central de Ciego de Ávila, y las orientales Santiago de Cuba y Guantánamo.

Por demás, se acumulan otros problemas, pues el experto precisó que una de las principales causas de sobre consumo y derroche de agua, identificada por el INRH, es el deterioro de la infraestructura hidráulica.

El volumen anual de pérdidas por este concepto está calculado en los 784 millones de metros cúbicos, lo que representa el 45 por ciento del total bombeado, cuando 14 por ciento se desaprovecha en conductoras, 12 en redes de acueducto, y la mayor parte, 19, en las redes intradomiciliarias.

Refirió que por ello y conforme a la política nacional al respecto, iniciaron inversiones millonarias en frentes o programas fundamentales.

Estos frentes apuntan a la rehabilitación de redes y conductoras, y el sistema de tuberías soterradas que dentro de la urbe llevan el servicio hasta los hogares, entre otra larga lista de tareas.(PL)


Prensa Latina

 
Prensa Latina