0
Publicado el 1 Febrero, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Exigen liderazgo y preparación a dirigentes sindicales

Ulises Guilarte recordó en Bayamo que, por ley, el representante gremial es elegido, y lo correcto sería seleccionar en cada colectivo laboral a quien tenga aceptación, prestigio y capacidad
Ulises Guilarte,Secretario CTC

Foto:ACN

Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político del Partido Comunista y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), exigió hoy en Bayamo liderazgo y capacitación sindical, económica y jurídica para los dirigentes obreros de todos los niveles.

En la asamblea de balance anual del Comité Provincial de la CTC en Granma, Guilarte recordó que, por ley, el representante gremial es elegido, y lo correcto sería seleccionar en cada colectivo laboral a quien tenga aceptación, prestigio y capacidad.

Tras comprobar que algunos cuadros sindicales carecen de suficientes conocimientos, el funcionario recalcó la necesidad de dominio detallado acerca de la legislación laboral y económica vigente en el país, para poder defender los intereses de los creadores de riqueza social.

El sindicato no está para discursos de barricada; debe tener argumentos, y los argumentos radican en la cultura económica y la formación jurídica, afirmó.

Explicó la urgente necesidad cubana de incrementar las producciones de azúcar y otros alimentos de origen agropecuario, porque son sectores primarios, básicos de la economía, y a partir de ellos se eslabonan importantes cadenas de producción y servicios.

Según el Secretario General de la CTC, hace casi siete años se realiza en el país la distribución de tierras en usufructo, política que alcanza ya 1,2 millones de hectáreas, es decir, cerca del 27 por ciento del fondo agrícola de la nación; pero todavía los resultados son insuficientes, aclaró, entre otras razones, por la falta de control.

Informó que, según el ritmo actual de las transformaciones económicas y sociales adoptadas en Cuba, en los próximos dos años la mayoría de los afiliados a los sindicatos del Transporte y del Comercio, la Gastronomía y los Servicios actuarán bajo formas de gestión no estatales, e indicó que a ellos tiene que llegarles el sindicato.

Precisó que el 31 por ciento de los 545 mil trabajadores cubanos por cuenta propia son jóvenes.

El movimiento sindical cubano tiene hoy, subrayó, el desafío de asegurar, sobre todo, una superior representación del derecho de los trabajadores reconocido en la ley orgánica del trabajo, y garantizar desde cada colectivo el avance del programa estratégico de desarrollo.

También recalcó la importancia de la asamblea sindical, espacio legalmente reconocido para que las direcciones administrativas expliquen la situación material, económica y financiera del centro, además de escuchar a los trabajadores y atender sus inquietudes


ACN

 
ACN