0
Publicado el 14 Febrero, 2017 por Pedro Antonio García en Nacionales
 
 

SISTEMA POLÍTICO Y ELECTORAL

Un modelo autóctonamente cubano

La cultura política y jurídica de la población, punto de mira de los diálogos entre diputados y estudiantes acerca del Poder Popular, una conquista de la Revolución

 

Por PEDRO A. GARCÍA y RAÚL MEDINA

Una representación de diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) realizó en fecha reciente una serie de intercambios con los estudiantes de las enseñanzas media y superior de la capital, los que luego se extendieron por toda la geografía nacional. El primer encuentro se desarrolló en la Facultad de Derecho, de la Universidad de La Habana (UH), en el que estuvieron alumnos de varias carreras de esa casa de altos estudios.

Ante la presencia de Gustavo Cobreiro, rector de la UH; y del diputado Eulogio Pimentel, director del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología; la también diputada Yolanda Ferrer, presidenta de la Comisión de Relaciones Internacionales de la ANPP, argumentó que el sistema electoral del país es autóctonamente cubano y legítimo, establecido en 1976 luego de que se recogieran experiencias de un bienio en Matanzas.

Sistema del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, porque es él quien postula y elige, recalcó Ferrer, es imprescindible que las nuevas generaciones estén familiarizadas con el funcionamiento político del país, pues son ellos quienes deben mantener el principio fundamental de nuestro sistema: que el poder recae sobre la sociedad civil.

El académico Miguel Limia David, igualmente diputado, subrayó que el sistema electoral en Cuba, al revés de otros países, no es un teatro político donde se usa la manipulación mediática para la obtención de votos. Reconoció que el modelo cubano es perfectible y puso por ejemplo que los municipios requieren tener mayores facultades para gestionar el funcionamiento local e incrementar el desarrollo en las comunidades.

El diputado Lázaro Barredo, periodista de la revista BOHEMIA, señaló que hay que rescatar la función primordial del delegado, que suele convertirse en instrumento de la administración, en vez de ejercer su autoridad real según las ideas originales de Fidel y Raúl, de que el delegado está para gestionar soluciones y no para dar explicaciones, y debe desempeñar su papel de convocador de las masas y exigir a la administración, no convertirse en su vocero.

En el debate, los estudiantes se refirieron a la insuficiente cobertura mediática de la Asamblea, lo que influye en la falta de información que sobre ella a veces se percibe en la sociedad e insistieron en una mayor presencia en los medios de las actividades que desempeñan los diputados en diversas partes del país.

Hubo consenso en la necesidad de hacer más énfasis en la preparación de los delegados en los distintos niveles. Los estudiantes propusieron que los diputados tuvieran acceso y consultaran las tesis de grado que sobre el Poder Popular se han venido realizando en la Facultad de Derecho en los últimos años.

Igualmente, los participantes en este intercambio coincidieron en la necesidad de preservar la esencia del Poder Popular como conquista indiscutible de la Revolución, ya sea la forma de postulación y elección, el carácter no profesional de delegados y diputados, así como la composición verdaderamente popular de la Asamblea, pues en ella todos los sectores sociales del país están representados, no los adinerados, como sucede en otras partes del mundo. Eso es democracia, acotó Miguel Limia.

El joven profesor Yuri Pérez, vicedecano de la Facultad de Derecho, convocó a no perder esos elementos del sistema político cubano. Afirmó que cuando se habla de los logros de la Revolución, muchos se refieren a la salud o la educación, pero en su opinión, el principal es el Poder Popular.

Con estudiantes de la FEEM

La iniciativa del comité nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas y la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) de dar a conocer a las nuevas generaciones el trabajo del Parlamento cubano, también se extendió a los muchachos de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM), lo cual contribuye a elevar su cultura política y jurídica.

El 27 de enero los diputados volvieron a escuelas de la capital para dialogar con los jóvenes sobre el ejercicio de la política en Cuba. Uno de los centros de estudios visitados fue la Escuela Formadora de Maestros Primarios Fulgencio Oroz Gómez, adonde llegaron Yolanda Ferrer, Lázaro Barredo y Jorge Luis Mazorra, este último también integrante de la Comisión de Relaciones Internacionales de la ANPP.

La estudiante Ana Rachel Santos llamó a destacar el papel que desempeñarán los jóvenes en el proceso eleccionario de 2018, que marcará un punto de giro, pues la generación que impulsó el cambio de 1959 delegará algunas de sus responsabilidades en la dirección del Estado y el Gobierno. “En ese escenario debemos honrar el legado de Fidel Castro, padre de la Revolución Cubana”, afirmó.

Jorge Luis Mazorra estudia Telecomunicaciones y con sus 24 años es uno de los diputados más bisoños del país. Él explicó cómo las nuevas generaciones pueden elegir (desde los 16 años) y ser elegidos como delegados de sus comunidades y formar parte incluso de la ANPP, a partir de los 18 años. Precisó que nuestro Parlamento cuenta con 52 jóvenes, el 7.9 por ciento de los miembros de ese órgano. Además, resaltó cuánto pueden contribuir los maestros a ampliar la cultura sobre estos temas, indispensables en la formación de los ciudadanos.

“Debemos tener conciencia política y cultura jurídica. Conocer nuestra Constitución es muy importante y saber que debemos contribuir a los cambios que precisa”, afirmó Mazorra. También dijo a los estudiantes que “la unidad del pueblo cubano debe contribuir al consenso contando con la diversidad de criterios”.

Los diputados reconocieron que no se divulga lo suficiente sobre los debates que se realizan al interior del máximo órgano legislativo. Yolanda Ferrer declaró: “A veces predomina la idea de que nos reunimos dos veces al año; sin embargo, hay un proceso permanente de trabajo en sus 10 comisiones, que se ocupan de los problemas fundamentales del país”.

Los representantes de la ANPP donaron a la biblioteca del centro varios ejemplares del libro Fundamentos políticos del Estado cubano, de Jorge Lezcano, quien abunda con maestría sobre esta materia.

También el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Vladimir Ilich Lenin fue escenario de los debates, allí con la participación de Rolando González Patricio, vicepresidente de la Comisión de Relaciones Internacionales de la ANPP y Yoerky Sánchez Cuéllar, diputado y miembro del Comité Central del Partido.

Durante la cita se esclarecieron dudas sobre el proceso electoral. González Patricio explicó cómo se eligen, cada dos años y medio, a los delegados que integrarán las Asambleas Municipales, quienes deciden (cada lustro) los candidatos a delegados de las Asambleas Provinciales y diputados de la Asamblea Nacional. Cualquier cargo electivo, afirmó, puede revocarse en caso de que se haya cometido alguna indisciplina grave.

Se ha previsto convocar a otras audiencias públicas en centros escolares y universitarios de todo el país, y ampliar la participación y el diálogo en el ejercicio del Poder Popular de todos los cubanos y las cubanas.

 


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García