0
Publicado el 23 Marzo, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Apoya la Universidad recuperación en zonas dañadas por Matthew

El centro de altos estudios integra un diagnostico participativo para el diseño y fortalecimiento de un sistema de producción de cacao agroecológico en las áreas dedicadas a ese cultivo en el macizo Sagua-Baracoa, asiento de las mayores áreas de esa planta esterculiácea y con las cuales el huracán se ensañó
Aporte de la Universidad de Guantánamo a la recuperación tras el paso del huracán Matthew.

Las plantaciones de café, cacao y plátanos en los municipios de Baracoa, Maisí e Imías quedaron totalmente devastadas después del paso del huracán Matthew y, aunque no han perdido tiempo en su recuperación, es muy importante el aporte científico. (Foto: vanguardia.cu).

Por PABLO SOROA FERNÁNDEZ

El doctor Arturo Breff, rector de la Universidad de Guantánamo (UG) afirmó a la ACN que el apoyo científico a las tareas recuperativas en los municipios dañados por el huracán Matthew constituye tarea de prioridad para la institución.

Explicó que el centro de altos estudios integra un diagnostico participativo para el diseño y fortalecimiento de un sistema de producción de cacao agroecológico en las áreas dedicadas a ese cultivo en el macizo Sagua-Baracoa, asiento de las mayores áreas de esa planta esterculiácea y con las cuales el huracán se ensañó.

Solo en los campos que circundan a Baracoa, especificó, el fenómeno hidrometeorológico afectó más de tres mil 635 hectáreas, y la economía de los agricultores dedicados a ese cultivo en el municipio mayor aportador de ese rubro exportable en Cuba.

Resarcir esos perjuicios es uno de los propósitos de la actividad científica en la UG, la cual se sustenta en la investigación, desarrollo e innovación, la forma organizativa fundamental para la planificación de los Proyectos internacionales gestionados en 2016, y los que se extienden a las etapas venideras.

Precisó el entrevistado que la  Universidad acompaña al Consejo en el desarrollo local al Consejo de la Administración Provincial, y que expertos de alto nivel científico y del Poder Popular conforman los equipos encargados de ejecutar las acciones previstas en el programa prospectivo de desarrollo  (hasta 2030)  del territorio cubano más oriental.

En opinión de Turro Breff, la gestión por proyectos ha elevado el nivel de reconocimiento nacional e internacional de la UG y posibilitado la puesta en marcha de nuevas propuestas de carácter internacional, algunas ya reconocidas.

Entre estas cita la investigación Los Trips como factor de riesgo de enfermedades emergentes para la agricultura en Cuba. Una amenaza para los cultivos agrícolas, reconocido por la Academia de Ciencias de Cuba.

Precisó que  el VII Congreso Internacional de Trabajo Social, celebrado en México, premió al  Proyecto Con Mochila al Hombro, del área de extensión universitaria, y entre los de carácter ramal sobresalió la Zonificación edafoclimática de Theobroma cacao L. L. en el macizo montañoso Nipe Sagua Baracoa.

En el aspecto docente, el Rector subrayó que entre el tres y el siete de abril próximos, la institución enfrentará su prueba más difícil  desde que el cinco de septiembre de 2014, emergió como resultado del proceso de integración en el Ministerio de Educación Superior (MES), junto al Instituto Superior Pedagógico y la Facultad de Cultura Física.

Aclaró que en los días de abril mencionados “nos visitará un equipo de más de 20 doctores en ciencias de diferentes universidades cubanas, que analizará y valorará el quehacer de docentes, estudiantes y trabajadores, con vista a la certificación de la UG”.

Dicha certificación, indicó Turro, es el proceso más importante a que se enfrenta una entidad del MES para ganar visibilidad a nivel provincial, nacional e internacional, ya que es el encargado de acreditar sus procesos.

De las 32 carreras que se cursan en el guantanamero centro de estudios, 10 ya vencieron la acreditación, mientras de las 22 restantes algunas carecen de matrícula o no han efectuado al menos dos graduaciones.

Ambos requerimientos son fundamentales para merecer ese reconocimiento, “pero todas están dentro de las proyecciones para alcanzarlo antes de 2030”, dijo finalmente el Rector.


ACN

 
ACN