0
Publicado el 17 Marzo, 2017 por Esteban Ramírez en Nacionales
 
 

En Pinar del Río se acentúa la sequía

Los municipios con menor incidencia de lluvia son Minas de Matahambre, La Palma y Viñales
Se acentúa la sequía en Pinar del Río

gueriilero.cu

Maritza Padilla Valdés

Pinar del Río, 17 mar (ACN) Ante la ausencia de lluvias y con los embalses al 63 por ciento de su capacidad total hasta hoy, la provincia pinareña es castigada por la sequía meteorológica y agrícola presente en el territorio.

En enero y febrero las precipitaciones se mantuvieron por debajo de los normales registros para esos meses y en la primera quincena de marzo el acumulado es de siete milímetros, para solo el 12 por ciento de la media histórica.

Los municipios con menor incidencia lluviosa son Minas de Matahambre, La Palma y Viñales, y ante esta situación, se adoptan medidas para el uso racional del líquido, entre las que figuran la disminución de las horas de bombeo y el mantenimiento a las redes.

La Juventud, mayor presa de la provincia, que tributa al polo arrocero, está bajando los volúmenes almacenados, ahora al 69 por ciento de su capacidad, según explicó a la ACN Zeida Romero Palmero, especialista principal de la subdelegación de Recursos Hidráulicos.

De mantenerse el ambiente seco, traería contratiempos al cultivo del cereal, alimento tradicional en la mesa del cubano.

Las principales cuencas subterráneas se mantienen hasta el momento en estado normal y no es necesario hacer restricciones en la cantidad de entrega de agua, de acuerdo con informes de la delegación provincial de Recursos Hidráulicos.

En correspondencia con estudios del Centro Meteorológico Provincial, la sequía pudiera agravarse ante el retraso de las precipitaciones de verano, por lo que ya se trabaja para mitigar el impacto económico y social de ese fenómeno climático.

En este contexto, la preservación de la calidad de las aguas terrestres adquiere cada vez mayor importancia, debido a los peligros de contaminación, fundamentalmente salina.

Una investigación de peligro y vulnerabilidad realizado por el CITMA en el territorio, abarca detalles sobre el nivel de percepción del fenómeno en la población, y las encuestas arrojaron que la mayoría de las personas consultadas  se ubican en un grupo  de apreciación media del riesgo, con una representación del  74,8 por ciento cercana a la realidad pero insuficiente.

Mientras, el 10,6 por ciento desconoce los modos más adecuados de afrontar este fenómeno y el 14,6 expone tener mejor conocimiento del peligro y de los perjuicios que puede provocar en su comunidad.

Esos pobladores pudieran ayudar en la preparación de sus vecinos a favor de potenciar  una transformación de conductas y enfrentar con más efectividad la sequía a nivel local, confirma la indagación.

Hoy el mundo está en alerta frente al problema, pues  la mitad de los 500 principales ríos se secan y algunos sistemas fluviales ya no llegan a los océanos, lo cual lesiona a los ecosistemas.


Esteban Ramírez

 
Esteban Ramírez