12
Publicado el 6 Abril, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Emplean energías alternativas en la producción azucarera

Los nueve centrales que fabrican crudo en esta zafra trabajan con bagazo, con lo cual se sustituye el petróleo en el proceso industrial. Las refinerías Chiquitico Fabregat y Quintín Banderas realizan toda su labor con ese subproducto fabril, mientras que el George Washington lo combina con diesel
Compartir
Emplean energías alternativas en producción azucarera

Villa Clara entrega al Sistema Electro Energético Nacional, como promedio, cada hora, entre 130 y 140 megawatt, realidad que representa un considerable ahorro para el país. (Foto: cmhw.cu).

El uso del bagazo, la paja y la vinaza para generar energía en los centrales y refinerías, es una acción que se aplica en Villa Clara y permite el ahorro de combustibles convencionales.

Julián Francia, especialista energético de la empresa AZCUBA en el territorio, explicó a la ACN que los nueve centrales que fabrican crudo en esta zafra trabajan con bagazo, con lo cual se sustituye el petróleo en el proceso industrial.

Las refinerías Chiquitico Fabregat y Quintín Banderas realizan toda su labor con ese subproducto fabril, mientras George Washington lo combina con diesel, puntualizó.

Francia agregó que por esta y otras acciones para sustituir los combustibles convencionales, Villa Clara entrega al Sistema Electro Energético Nacional, como promedio, cada hora, entre 130 y 140 megawatt, realidad que representa un considerable ahorro para el país.

Puntualizó que además de la disminución en el uso de combustibles fósiles, el empleo de esos materiales en sustitución de los carburantes tradicionales beneficia al medio, porque evita la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera.

El especialista de AZCUBA dijo que en el proyecto de empleo de fuentes alternativas de energía figura el funcionamiento de 40 molinos de viento, ubicados en aéreas de pastoreo del ganado, para abastecer con agua a los rebaños.

Entre los mayores logros de la provincia el experto destacó la planta procesadora de los residuales industriales de la destilería del central Heriberto Duquesne, capaz de convertir la vinaza en gas.

Los tres reactores del biodigestor procesan ese residual, altamente contaminante, que antes iba al suelo y lo convierte en gas, con el cual se alimenta la caldera de la destilería, añadió.

Ese energético se combina con el fuel en los quemadores de la industria, los que están diseñados para asimilar la mezcla, refirió.

Vecinos del ingenio Heriberto Duquesne comentaron que la existencia del biodigestor permite que 30 familias empleen el biogás en la cocción de los alimentos, solución que representa un considerable ahorro a la economía personal porque elimina el empleo de la energía eléctrica en las cocinas.

De manera general los pobladores de la zona reconocen que al reducirse el vertimiento de la vinaza a la tierra, los suelos se recuperan, las aguas mejoran su calidad y hasta el aire se percibe más puro.

Otra de las ventajas de esta solución es el uso de los residuales de la planta de tratamiento para el riego de los sembrados, sustancia rica en los nutrientes esenciales requeridos en la agricultura.
Datos obtenidos en la dirección provincial de AZCUBA en Villa Clara refieren que el programa energético alternativo incluye la construcción de tres bioeléctricas, de las cuales una está en proceso de documentación y las restantes se construirán posteriormente.  (ACN).

Compartir

ACN

 
ACN