0
Publicado el 30 Abril, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

Helechos mágicos por su exuberante belleza

En las montañas cubanas habitan helechos arborescentes, que sobresalen por su talla, tienen gran importancia ecológica, porque se les considera indicadores biológicos de lugares poco afectados por la acción del hombre
Compartir

nacionyemigracion.cu/

Luz María Martínez Zelada

Santa Clara, 30 abr (ACN) Los helechos, se dice, son las plantas más antiguas de la tierra, tal vez por esa razón y su bella presencia provocan una sensación mágica, con la cual recrean leyendas,  como aquella de la flor que sólo vive unos minutos y garantiza riquezas  a su poseedor.

Vegetación que no tiene flores ni semillas, necesita del agua para completar su ciclo biológico, es productora de esporas y puede medir desde unos pocos centímetros a casi 25 metros de altura.

En las montañas cubanas habitan  helechos arborescentes, que sobresalen por su talla, tienen gran importancia ecológica, porque se les considera indicadores biológicos de lugares poco afectados por la acción del hombre.

Flora que habita, con profusión, en lugares sombríos y húmedos, en bosques o márgenes de espejos de agua mientras en Cuba se localiza, abundantemente, en las elevaciones de la región oriental  y en Guamuhaya, cordillera central  de la Isla.

Caminos ubicados en el área protegida Cubanacán, de Villa Clara, facilitan el encuentro con estas plantas arborescentes, que complementan las bellezas del Paisaje Natural Protegido Hanabanilla, sitio de contrastes, entre el lago y las alturas que lo circundan.

Entre los recorridos de gran interés en la zona, figura el sendero natural Los Helechos, que se inicia en la desembocadura de Río Negro, por una antigua vereda empedrada de la ribera del arroyo Trinitario, hasta una cascada, distante alrededor de 800 metros.

El trayecto está cubierto por las atractivas plantas, que en su medio húmedo y oscuro, desbordan la magia que les pertenece como pobladoras de la tierra desde hace unos 200 millones de años, alimento de animales prehistóricos.

Según los investigadores,  los arborescentes pueden alcanzar hasta 12 metros de altura, con lo cual envuelven a quien los observa en el encantamiento de su antigua belleza. (ACN)

Compartir

ACN

 
ACN